/* */

En Vivo

SENASA MONITOREA 10 MIL HECTÁREAS DE CAFÉ PARA CONTRARRESTAR DAÑOS CAUSADOS POR PLAGAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 03 de setiembre de 2020.- Ricardo Solano, especialista en sanidad vegetal del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), señaló que la oficina viene monitoreando 10 mil hectáreas de plantaciones de café en el Perú, para contrarrestar los daños de las plagas roya amarilla y broca del café. Recomendó a los agricultores no abusar de los plaguicidas y acudir a las oficinas del Senasa en caso de necesitar ayuda para el control de cualquier plaga.

“Las zonas de intervención son las principales regiones cafetaleras del Perú, en este caso Amazonas, Cajamarca, Cusco, Huánuco, Junín, norte de Lambayeque, Pasco, Piura, Puno, el Vraem, para realizar diversas acciones de sanidad. Nuestro trabajo es el desarrollo del manejo integrado de plagas, para reducir la infestación en los cultivos. Estamos monitoreando unas 10,000 hectáreas al año. En general, del 2017 al 2020 tenemos 35 mil hectáreas de monitoreo”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Resaltó que en todo cultivo el trabajo del agricultor es fundamental, lo principal que se tiene que hacer en toda producción es un plan de evaluación de la fertilidad de los campos, el café no escapa a eso. “Ante cualquier problema que tengan los agricultores con la siembra del café y otros cultivos, pueden acercarse al Senasa, nosotros estamos llanos a atendernos y apoyarlos en el problema que puedan tener en el café y en los demás cultivos que tengan”, afirmó.

Destacó que el agricultor gana en la medida que tenga un café de calidad, entonces todas estas acciones llevan a que el café tenga un mejor performance en taza. “Lo principal es un manejo oportuno de las plagas, para evitar que estos granos salgan con defectos o haya mucho descarte. En la medida que no haya mucho descarte, vamos a tener mayor producción, mejor calidad y mayores precios. En ese sentido, pueden asesorarse con el Senasa, para saber cómo es el proceso que va desde la producción hasta la cosecha para evitar estos daños en los granos de los cultivos”, recalcó.

La roya amarilla

Solano explicó que la roya amarilla es una plaga que ha ingresado al país más o menos desde el 2014 y ha comenzado a afectar a las plantaciones susceptibles. “Lo principal para el manejo, es una buena fertilización del campo. Una vez que tengamos la planta fuerte, va a resistir mejor al embate de la enfermedad. A parte de eso, hay condiciones favorables como humedad y temperatura que pueden favorecer el desarrollo del hongo”, sugirió.

“Para eso tenemos que observar muy bien nuestro campo y en el momento en que haya cinco pústulas por hoja en un área ya hay que comenzar a hacer acciones de control. Antes de eso, hay que hacer trabajos preventivos reforzando la fertilización, mejorando el airamiento de la plantación, para enfrentar mejor esta plaga. La plaga va a estar siempre, pero siempre hay métodos de manejo para reducir su incidencia”, detalló.

Advirtió que el uso de los plaguicidas siempre tiene que estar bajo una recomendación técnica, no se aplican por aplicar. “La aplicación de plaguicidas puede estresar a la planta. Si es que uno hace la aplicación continua de plaguicida, la planta va a reducir sus defensas no solo contra la roya amarilla, sino contra otros muchos patógenos. Por eso, es que para la broca del café el Senasa recomienda el uso de controladores biológicos, para contrarrestar esta plaga. En el caso de la roya hay que mantener la planta fuerte, para reducir su incidencia. El uso del plaguicida es en el último caso”, dijo.

Ver entrevista…