SENASA CONTINUA MONITOREO PARA FRENAR INGRESO DE PLAGA HBL QUE ATACA A CÍTRICOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Betty Matos, especialista del Servicio Nacional de Sanidad Agraria, aseguró que trabajan de la mano con agricultores para evitar que cítricos sufran consecuencias “devastadoras”.

RCR, 06 de febrero 2019.– Alarmas encendidas. El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) viene impulsando acciones de vigilancia y monitoreo en la zona norte de nuestro país a fin de evitar el ingreso de la plaga HLB, que traería consecuencias “devastadoras” para los cítricos que se producen en el norte, anunció la ingeniera Betty Matos, especialista en Fitopatología y Vigilancia Fitosanitaria del SENASA.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Matos precisó que, tras hacer una serie de estudios, se determinó que las regiones norteñas de Tumbes, Piura y Chiclayo son las más propensas al ingreso del insecto que trae la plaga HLB. Por ello, aseguró que SENASA ya trabaja con los agricultores de dichas zonas para evitar el ingreso del denominado “dragón amarillo”.

“Se necesita una vigilancia preventiva permanente. Por eso se ha capacitado al personal de nuestra institución y también estamos capacitando a los mismos agricultores. Ellos reciben charlas y capacitaciones para que puedan detectar a este insecto y avisarnos de manera inmediata. Así, nosotros podremos actuar y tratar de frenar el ingreso de esta enfermedad que sería algo devastador”, advirtió.

Además, manifestó que, a la par, están trabajando de manera intensa en el tema de concientización de los pobladores norteños, especialmente de los vendedores de flores y coronas florales, debido a que es por allí precisamente por donde ingresa – con regularidad- el virus transmisor de esta enfermedad. Añadió que los productores son conscientes del terrible daño que causaría el ingreso del HLB.

“Lo que tenemos que tratar de evitar es el ingreso de arreglos florales en las zonas más vulnerables, que en este caso son las del norte. Allí se comercializa mucho el tema de las flores y es por donde ingresa este insecto. Por eso, hacemos un trabajo de prevención mediante la detección temprana. De esa forma evitamos cualquier tipo de ingreso y cuidamos a nuestros cítricos”, subrayó.

Por otro lado, reiteró que la propagación de este mal en países sudamericanos como Brasil, Colombia o Argentina ha traído consecuencias muy negativas, al punto de casi “desaparecer” la producción de cítricos tales como el limón o la mandarina. Por ello, afirmó que están trasladando experiencias internacionales a los productores del norte, a fin que éstos tomen consciencia de los daños que provocaría este ingreso.

“Trabajamos de la mano con expertos internacionales. Ellos son los encargados de brindar las charlas a los agricultores para explicarles porqué es tan importante impedir que este virus ingrese a nuestro país. Brasil prácticamente tuvo que reinstaurar su citricultura, y ni eso fue suficiente. Por eso debemos cuidar que no entre por ningún motivo”, sentenció.

Escuchar Entrevista