SENASA CAPACITA A CRIADORES DE ABEJAS PARA PROTEGER SUS COLMENAS DE PLAGAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fotografía: Acceso Perú

RCR, 25 de septiembre de 2020.- Ibelice Pérez, especialista de la subdirección de control y erradicación de enfermedades del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), informó que esta entidad viene capacitando a los criadores de abejas de todo el país para que evitar que sus colmenas se vean afectadas por plagas como Varroa y la Loque Europea.

“La varroa es una enfermedad causada por un ácaro que infesta a las abejas y que causa una alta mortalidad. El Senasa viene trabajando en seis regiones del país, pero a partir del 2021 vamos a ampliar el trabajo a 22 regiones para llegar a más productores y brindarles la asistencia necesaria para el control de esa enfermedad. Un punto importante es la capacitación para enseñar al productor a reconocer al ácaro, que es de 1 mm y es visible, posteriormente, a través de productos orgánicos, se da el tratamiento al apiario”, explicó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), detalló que “La Varroa se alimenta del tejido graso de la abeja, ese tejido graso cumple una función similar al del hígado en el ser humano y causa una alta mortalidad”. “Es una de las enfermedades que más impacto causan en el país y por eso que el Senasa está entrando para orientar a los productores en el tratamiento. El Senasa tiene oficinas a nivel nacional y el productor puede comunicarse para brindarle la orientación del caso”, dijo.

Con respecto a la Loque Europea, precisó que “es una enfermedad causada por una bacteria y afecta a la cría de las abejas. Se puede reconocer cuando se ve una variación en las crías dentro de las celdas”. “Se ve que se forma una especie de chicle filamentoso que es elástico. Cuando se sospecha que se tiene el problema de Loque Europea se debe informar al Senasa. Tiene que ver mucho el tema del manejo y la limpieza y se le brinda información al productor para evitar que siga incrementándose”, manifestó.

Manifestó que “nosotros tenemos un sistema de vigilancia en el cual atendemos denuncias de sospecha de la enfermedad para realizar el diagnostico en el laboratorio”. “Las denuncias que recogemos es limitada, por eso es importante que el productor pueda reconocer el problema o en caso que sospeche de que haya una de estas enfermedades podamos dar la atención del caso, tomar muestras y dar las orientaciones para el control respectivo”, anotó.

Señaló que “un punto importante es que debe haber una coordinación entre agricultores y apicultores, por ejemplo, en la fecha de aplicación de plaguicidas en los cultivos cercanos a los apiarios a fin de proteger a las colonias de abejas”. “También porque la polinización de las abejas beneficia a la agricultura. Se recomienda a los apicultores que mantengan a sus colonias alimentadas para que no se alimenten de la floración. La coordinación debe ser estrecha entre ambas partes”, indicó.

Expresó que “en el tiempo de cuarentena se ha visto limitada la ejecución de actividades en sanidad animal”. “Sin embargo, paulatinamente se ha ido recuperando y fortaleciendo la coordinación con los productores, quienes pueden comunicarse a través de los teléfonos que se encuentran en el portal web del Senasa”, subrayó.