En Vivo

SE DEBE DEJAR EL DOBLE DISCURSO EN LUCHA CONTRA EL COVID-19 EN CAJAMARCA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 03 de septiembre de 2020.- El presidente de la Federación Médica de Cajamarca, Óscar Julcamoro, sostuvo que el presidente Martín Vizcarra debería dejar el doble discurso, decir que está implementando y coordinando en Cajamarca la lucha contra el COVID-19 cuando no es cierto. Precisó que en su última visita, el mandatario demostró que desconocía que el Hospital Regional no tenía un tomógrafo y sufría de otras carencias ante las demandas de los médicos.

“Es fundamental evitar ese doble discurso. El presidente Vizcarra, dice a la nación que está implementando, está coordinando, pero cuando viene a las regiones y se le hace la consulta como acá en Cajamarca, si conocía que no teníamos tomógrafo en el Hospital Regional de Cajamarca, él desconocía eso. Si él no conoce las falencias, como puede establecer planes de trabajo urgentes para resolver y atender a nuestros pacientes”, remarcó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que estamos en constantes reuniones para buscar soluciones a los problemas que en estos momentos genera la pandemia en Cajamarca. “Al momento, solicitamos como federación médica que se dé prioridad a la adquisición de recursos para la implementación de equipos de ventilación mecánica, es decir, las unidades de cuidados intensivos”, indicó.

“Es muy limitada la adquisición de estos ventiladores mecánicos. Es importante y es fundamental ver la disponibilidad y dónde obtener mayores recursos humanos. Es importante el personal de salud, porque si no los hospitales se convertirían en elefantes blancos, en los cuales habría infraestructura pero no el personal para brindar la atención”, agregó.

Aseveró que en cada visita que se realiza al departamento de Cajamarca, nosotros estamos abiertos al diálogo y es bienvenida toda autoridad. “Respecto a las mesas de trabajo con los gremios de salud y reuniones técnicas, vemos que no existe. Viene el presidente Vizcarra, viene el ministro de Defensa, viene la presidente ejecutiva de Essalud, pero traen poco. Vienen a ver la evolución del daño y las consecuencias del coronavirus, sentimos que no hay la sensibilidad para traer lo solicitado”, recalcó.

Hospitales de campaña

Julcamoro dijo que el presidente Vizcarra ha anunciado que va a implementar otro hospital de campaña en la provincia de San Ignacio, pero es urgente que los hospitales que ya se tienen se implementen con unidades de cuidados intensivos y recursos humanos. “Estos hospitales de campaña son para pacientes leves, no para pacientes críticos”, observó. Se ha contratado personal, pero no hay médicos intensivistas y especializados en neumología, igual no tenemos personal de enfermería y técnico especializado en cuidados intensivos”, apuntó.

Enfatizó que Cajamarca no tiene personal de salud pública, de epidemiología e infectología, para poder absolver dudas respecto al manejo del coronavirus. “Por eso es fundamental que el Ministerio de Salud envíe equipos itinerantes urgentemente, que se tenga una asesoría técnica continua, una mesa de trabajo virtual no solo con las autoridades, sino con la parte operativa, con el personal de salud que continuamente lucha día a día con las carencias y limitaciones”, afirmó.

Cifras discrepantes

Sobre las cifras de contagios y muertes, refirió que semanas se presentó un subregistro evidente. “Cuando hacíamos un cotejo con la Beneficencia que se encarga de registrar los casos de pacientes no COVID y pacientes COVID en su sistema. Para agosto tenían registrados 348 fallecidos solo en un cementerio de la provincia de Cajamarca, pero en la Dirección Regional de Salud indicaban 179 fallecidos. Había una discrepancia muy amplia”, precisó.

El Sistema Nacional de Defunciones (Sinadef), ahora nos dice que los fallecidos han disminuido, recalcó. Si antes había un promedio de 719, ahora nos dicen que ha bajado a 610. “No sé si las cifras presentan un sinceramiento, pero esto perjudica a la población de Cajamarca, porque hace ver que nosotros tenemos menos mortalidad y menos casos”, señaló.

“Hemos sido testigos que muchos pacientes ya no van a los hospitales y fallecen en sus casas. Por eso es función de las autoridades locales de que procedan a un sinceramiento, porque si no se trabaja con números reales no se pueden establecer planes de acción reales y objetivos”, subrayó.

Ver entrevista…