En Vivo

“Santos no da la cara a cajamarquinos para explicar qué hizo con todo el dinero del canon”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Consejera regional Lili Cruzado lamenta que Cajamarca se haya convertido en la más pobre del país como consecuencia de mala gestión de “Goyo” a quien califica de corrupto y cobarde.

RCR, 03 de octubre de 2016.- Cajamarca, con el gobierno de Gregorio Santos y del Movimiento de Afirmación Social (MAS), se ha convertido en la región más pobre del país y este no da la cara a los cajamarquinos para explicar qué ha hecho con todo el dinero que recibió su administración por concepto del canon minero, criticó la consejera regional Lili Cruzado Vásquez.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, la funcionaria sostuvo que Santos Guerrero tiene una agenda política personal donde no cuenta para nada los intereses de Cajamarca y de su población a la cual ha sumido en una mayor pobreza.

Dijo, que el ex presidente regional no da la cara a la población cajamarquina para explicar qué hizo con todo el dinero que recibió su administración por concepto del canon minero (que suman varios cientos de millones de soles) porque está involucrado en muchos casos de corrupción y no tiene cómo responder.

Además, aseguró que este sigue apañando la corrupción en el gobierno regional y manteniendo en sus puestos a funcionarios del MAS que no tienen capacidad de gestión.

La consejera regional de Cajamarca criticó que Santos Guerrero, se opone sistemáticamente a los grandes proyectos privados porque no tiene idea de cómo desarrollar los pueblos, situación que precisamente exige la promoción de las inversiones y, eso explica por qué durante los últimos seis años en Cajamarca, bajo la administración regional del MAS (2011 – 2014 con Santos Guerrero y desde 2015 con Porfirio Medina Vásquez) no se ejecutan grandes proyectos.

Recordó que ha denunciado numerosos casos de corrupción perpetrados en el gobierno regional del MAS, la mayoría están judicializados, hay lentitud en la justicia, no hay sentencia y hay impunidad “por eso todo el mundo hace lo que quiere”.

Graficó la corrupción en la administración regional -desde el 2011 en manos del Movimiento de Afirmación Social- con esta frase: “el gobierno del MAS roba a los más pobres de Cajamarca”.

Como es público, a Santos Guerrero se le atribuye dirigir una organización ilícita que, desde la Presidencia del Gobierno Regional de Cajamarca, concertó con el empresario Wilson Vallejos para favorecerlo en once procesos de licitación pública –que suman más de cien millones de soles- y a cambio haber recibido grandes sumas de dinero.

En junio del 2014 fue encarcelado por los presuntos delitos de cohecho pasivo propio, colusión y asociación ilícita para delinquir. Ese año, fue reelecto en la Presidencia Regional de Cajamarca. No obstante, como se encontraba cumpliendo prisión preventiva, se reservó la entrega de su credencial. Entre rejas también postuló a la Presidencia de la República y obtuvo el 4% de los votos.

La consejera regional dijo que el político no acepta las credenciales de gobernador regional reelecto porque tiene otra agenda política y es “cobarde” porque no se atreve a dar la cara a la población y asumir su responsabilidad frente al hecho de que ha convertido a Cajamarca en la región más pobre del país.

“Goyo” Santos estuvo en prisión preventiva 25 meses. Fue excarcelado en julio pasado gracias a un fallo de la Corte Suprema que aceptó una apelación planteada por su defensa para impedir que su detención sin sentencia se extendiese hasta febrero del próximo año.

Sin embargo, su excarcelación no implica que haya sido declarado inocente, sino que afrontará su proceso en libertad, aclaró el Poder Judicial.