SANTO DOMINGO AUMENTARÁ INVERSIÓN SOCIAL PARA DESARROLLO GANADERO EN NUÑOA – PUNO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Alberto Rubina, Superintendente de Gestión Social de MINSUR manifiesta que de concretarse explotación minera, se mejorará coordinación de trabajo empresa-comunidad.

 RCR, 24 de noviembre 2017.- En el marco del trabajo permanente de vinculación con las comunidades de la zona de influencia de su actividad económica, y en virtud de la política de puertas abiertas, participación directa y diálogo con la población que lleva adelante, Alberto Rubina, Superintendente de Gestión Social de minera MINSUR participó en el Encuentro Distrital de Rondas Campesinas en Nuñoa.

“Ayer asistimos cordialmente a la reunión con las comunidades, a partir de una invitación del presidente de las rondas campesinas de Ñuñoa, quien solicitaba específicamente tener toda la información relacionada con el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto Santo Domingo. Hicimos entrega de los documentos, adjuntando además tres adicionales que están referidos a los instrumentos de gestión ambiental, para que estén enterados a cabalidad de los pormenores del proyecto”, precisó Rubina.

En la cita estuvieron presentes 26 bases ronderiles, los congresistas Alberto Quintanilla y Oracio Pacori (Nuevo Perú), el alcalde de Nuñoa, Héctor Yucra Tapara y sus regidores, así como el subprefecto, Rubén Darío de la Cruz.

EXPLORACION NO CONTAMINA

El Superintendente añadió que se aprovechó la ocasión para tomar la palabra brevemente ante el auditorio para explicar el estado de situación del proyecto, ante unos rumores que estaban circulando sobre la naturaleza de la actividad en Santo Domingo.

Reiteró que solamente continúan explorando la zona en búsqueda de identificar y calcular los recursos minerales que pueda haber, pero con escasa intervención de maquinaria y personal. Precisó que en esta etapa no existe riesgo de contaminación por la escasa dimensión de las actividades que se realizan.

“Hay un escaso nivel de impacto en el ambiente, como cualquier otra actividad, induatrial, ganadera o agrícola, pero contaminación no existe”, afirmó.

Adicionalmente, dijo, se les hizo conocer que la empresa está constantemente visitada y fiscalizada por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) que entre sus funciones, promueve una protección ambiental efectiva a través de la transparencia, la participación ciudadana y la capacitación en fiscalización ambiental.

“Cuando la OEFA efectúa alguna observación en el Proyecto Santo Domingo, éstas son inmediatamente levantadas por la empresa, como lo exige la ley”.

PASIVOS AMBIENTALES ANTERIORES

Rubina comentó que el congresista Oracio Pacori relevó la existencia de pasivos ambientales en la zona del proyecto Santo Domingo, pero apuntó correctamente, que esos pasivos son de anterior data y no tienen nada que ver con las operaciones que realiza MINSUR en la zona desde el 2014

“En ese aspecto, hemos cumplido con lo que indica la ley. Una vez que se empezó a trabajar en la zona y detectamos la existencia de pasivos ambientales anteriores, los declaramos en nuestro Estudio de Impacto Ambiental, en un capitulo especifico. Estamos a la espera de una coordinación o indicación del ministerio de Energía y Minas para dar los siguientes pasos y proceder lo que corresponda con esos pasivos”, anotó.

APOYO A MINA

Durante su intervención, Rubina también aprovecho para expresar su esperanza en que el proyecto Santo Domingo se concrete, y con el apoyo de la población pueda convertirse en una mina, lo que evidentemente incidirá en la ejecución de una inversión social muchísimo mayor, que en su mayoría se dirigirá hacia la actividad económica principal de la población, en el caso de Ñuñoa, la ganadería.

“Cuando se llegue a dar una explotación minera en Santo Domingo, el aporte económico de la empresa será muy grande, apoyando a la ganadería en todas sus líneas, sanidad, genética, infraestructura productiva, valor agregado, etc., en un trabajo coordinado de inversión social empresa-comunidad”,

El Superintendente se mostró confiado en los resultados de la reunión, dejando la puerta abierta a futuras reuniones para continuar con el diálogo, aún con personas que tengan otra forma de pensar, pues también son respetables, para arribar a conclusiones que beneficien a las mayorías.