En Vivo

SALUD, CON LAS MANOS ATADAS PARA ENFRENTAR LA OLA DE CONTAGIOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario el Tiempo de Piura 

La tasa de contagios en nuestra región se ha incrementado hasta en un 45% en la última semana, según reportes de la Dirección Regional de Salud. Para el director de Inteligencia Sanitaria de la Diresa, Eddy Leyva, hay un exceso de pacientes que requieren de una prueba de descarte, pero lo que no hay en estos momentos es personal y presupuesto para contratarlo.

Leyva señala que el número de personas que forman los equipos de respuesta y tamizaje es de 300 personas, de las cuales el 45% ha resultado contagiado, debido a la alta carga viral a la que se enfrentan día a día.
El funcionario señaló que por el momento no se puede ampliar el horario de atención en los puntos de descarte, mucho menos establecer que los días domingos se realicen trabajos, a pesar de la gran demanda.

“De las 300 personas en los equipos de respuesta y tamizaje, 206 están trabajando, el resto está en cuarentena porque dieron positivo al virus. No podemos reemplazarlo porque, a pesar que lo hemos solicitado el pasado 5 de enero al Ministerio de Salud, no tenemos presupuesto para contratar a nuevas personas. Han pasado 12 días y no tenemos respuesta del ente superior.Con esta avalancha, al menos necesitamos el doble o triple del personal, pero sin presupuesto no se puede hacer convocatorias”, explicó Leyva, quien agregó que en los almacenes de la Diresa existen en promedio 90 mil pruebas para descarte.

Señaló que los responsables de los 39 puntos de descarte pueden solicitar más pruebas en los almacenes de la Diresa y atender la demanda del día.

Consecuencias
Pero la alta tasa de contagios, la falta de personal y de dinero, no es lo único que pone en aprietos al sector salud, sino también a la integridad de los infectados que no se han vacunado y a la economía familiar y regional.
Para el epidemiólogo Edwar Pozo Súcuple, que la variante ómicron sea dominante en la región, causaría un aumento muy rápido de contagios, por ende pone en alto riesgo a los no vacunados, pacientes con comorbilidad, adultos mayores, y podría provocar el cierre de instituciones, como ya ocurre con las Municipalidades de Piura, Castilla, Catacaos, Sullana, e instituciones de atención al público como Reniec.

Pozo explica que al tener más contagios en el personal de las empresas o entidades públicas, habría días no productivos, así como afectación a la empleabilidad y al bolsillo del empleado.

“Ya no hay curva de ascenso, hay una linea recta que va a seguir subiendo, creo debemos haber aumentado un 50% en contagios a comparación de la segunda ola. Para frenar esto, se debe acelerar el proceso de vacunación y por favor hacer respetar las medidas restrictivas. Todos los días hay noticias de lugares con aglomeración de personas, q ue luego están abarrotando los puntos de descarte”, señaló. El especialista en epidemiología recomendó a la Diresa una campaña de información para dar a conocer dónde puede ir la población a solicitar su prueba de descarte.

Zona caliente
El epidemiólogo recomendó a la Diresa, hacer un seguimiento real de los casos que arrojan positiva para COVID, porque no basta entregar el diagnóstico y mandar a su vivienda al portador del virus. “No basta decirle que es positivo al virus, hay que hacerle seguimiento real. Con esos datos, establecer, por ejemplo, qué zonas calientes hay en la región, dónde se mueve o expande más rápido el virus. Una estrategia es poner a los establecimientos de salud como puntos fijos para descarte”, señaló.

8 Semanas
Por su parte, el infectólogo César Guerrero Ramírez indicó que, según el Colegio Médico, la tercera ola podría durar hasta 8 semanas y alcanzaría su pico máximo, a fines de enero o inicios de febrero. “La ola de contagios puede ser el resultado de las fiestas de fin de año, o que la variante ómicron esté desplazando a la delta, pero lo cierto es que los casos van a seguir subiendo y de manera rápida. El Colegio Médico señala que durará 8 semanas, puede ser más o puede ser menos, pero depende del cumplimiento de las medidas restrictivas. Las municipalidades juegan un rol bastante importante en estos momentos”, explicó. A contrario de Edward Pozo, Guerrero indicó que se debería hacer un convenio con el Ministerio de Trabajo, para que se les otorgue los permisos a los trabajadores de manera virtual y no enviándolos a los centros de salud, pues ponen en riesgo al personal y a los que van por otras patologías.

Cifras
Según la sala situacional de la Diresa, en Piura se reportan en promedio 400 casos de nuevos contagios a diario, mientra que en el portal del Ministerio de Salud se señala que existen reportes (desde el 12 de enero), de hasta mil 200 casos diario, con la tendencia de duplicarse o triplicarse en dos o tres días. Cabe señalar que, hasta el 15 de enero, se reportaron 78 fallecidos en toda la región, a consecuencia del virus, una tasa similar a la del mes de diciembre del año pasado.

Síntomas
César Guerrero indicó que los síntomas de la variante ómicron son muy similares al de una gripe fuerte, presentan dolor de cabeza, fiebre, dolor o picazón de garganta, rinorrea (mucosidad) y malestar de cuerpo.
“Si presenta estos síntomas, acuda de inmediato al centro de salud de su jurisdicción, el médico les dará el diagnóstico y el procedimiento médico que deben seguir. Si los síntomas son leves, manténgase aislado y no salga de casa. No se automediquen”, señaló el infectólogo.

Datos
·   A nivel regional existen 39 puntos de descarte COVID, como el Mercado de Piura, Las Capullanas, San José, Castilla, plazuelas Luis Montero, María Goretty, entre otras.

·   Diresa ha señalado que son en promedio 100 muestras diarias por punto. Si hieran falta más, se puede atender la demanda.