SALINAS: IZQUIERDA REALIZA EXPERIMENTO SOCIAL PARA IMPLANTAR SISTEMA AUTORITARIO EN EL PERU

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR,21 de Noviembre 2020 .- Fausto Salinas, jurista y analista político, señaló que el presidente Francisco Sagasti y su gabinete tendrán que coordinar con las fuerzas políticas del Congreso, para poder gobernar durante la transición. Advirtió la extrema izquierda está realizando un experimento social en el Perú para socavar la democracia e implantar un sistema autoritario mediante las protestas callejeras.

“No hay forma de que el gabinete no tenga un nivel de coordinación con el Parlamento. Un gobierno emanado del Parlamento tiene que tener con mayor razón algún tipo de negociación con el Legislativo. Si Sagasti no controla las fuerzas de Alianza para el Progreso, de Acción Popular y de otros partidos más, no va a poder gobernar. Es cuestión de semanas que aparezca un video o un audio de algún contrato de Grade con alguna municipalidad, con alguna inversionista, con una transnacional y esto desate nuevamente la crisis política”, indicó.

Señaló, en declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), “esta crisis no solamente tiene un componente nacional”. “El Perú es uno de los escenarios de ensayo de un libreto autoritario mucho más elaborado que ha hecho sus experimentos en Ecuador con la asonada del presidente Moreno, dirigida desde una buhardilla de Bruselas por el expresidente Rafael Correa, y del grupo del Foro de Sao Paulo, ha hecho su experimento en Bolivia, que no permitió la transición hasta su retorno al poder, y ha tenido su guinda en el pastel en Chile. Lo conseguido en el Perú ha sido el PhD de ese libreto autoritario, porque en menos de una semana han echado abajo una sucesión constitucional y ahora vienen por la Constitución”, afirmó.

Elecciones complicadas

También aseveró que “el escenario de las próximas elecciones de abril del 2021 es complicado porque la política va a cambiar”. “Es decir el haberle dado partida de nacimiento a una generación de Jóvenes del Bicentenario que deciden que es lo que pueden hacer y no son representativos de los 32 millones de peruanos y de toda la juventud del Perú. Entonces ellos van a marcar la agenda y a través de tik tok y de sus mensajes de Instagram van a decir a los políticos lo que tienen que hacer, porque han dejado de ser forjadores de opinión y son seguidores de opinión”, anotó.

“Entonces, vamos a tener un proceso de acomodo, hay perspectivas muy complejas, porque estos vientos van a llevar a los políticos a una orientación más populista, cambios de constitución y algunas reformas que ni siquiera los mismos jóvenes saben. La segunda cuestión, que también es preocupante, es que gane quien gane, si no se alinea a esta nomenclatura de poder, no se va a sostener. Una hipótesis, si el señor De Soto gana la elección, pero no se aviene a esta nomenclatura lo van a sacar y sacarán a Brian y a Intis a que protesten por cualquier cosa”, apuntó.

“Habrá que ver si hay el oficio suficiente para que el señor Sagasti y estos grupos y la presidente del Congreso puedan contener eso. Pero la presidente del Congreso tiene en su agenda el cambio de Constitución y no me extrañaría que las protestas continúen y en unos días más la fórmula de transacción sea que se convoque a una asamblea constituyente o a un referéndum para discutir el cambio constitucional. Los señores del Partido Morado antes que morados son rosados y los que manejan el Congreso antes que parlamentarios son militantes de la extrema izquierda. Entonces, hay que tener mucho cuidado con lo que se viene”, dijo.

Advirtió que “estamos viviendo el inicio de una persecución política que tiene cuatro componentes”. “El juicio al señor Merino y el señor Flores-Aráoz, que la señora Fiscal de la Nación ha lanzado inmediatamente. Se demora años y meses para procesar al señor Vizcarra, pero al señor Merino y al señor Flores-Aráoz ya les mandó a los fiscales. En segundo lugar, hay un pedido de vacancia contra 68 congresistas. Hay un ataque a Willax y a la señal de este canal. Por último, una turba de jóvenes ha agredido las inmediaciones de la vivienda del señor Beto Ortiz”, observó.

Retorno a la paz caviar

Comentó que “hemos retornado a lo que yo llamaría la paz caviar, hemos vuelto a la agenda prestablecida antes de la salida del señor Merino”. “Merino y Flores-Aráoz fueron elementos disruptivos en un esquema político que maneja al país desde el año 2011. Desde el 2011, ministros y funcionarios forman parte de un mismo grupo y de una misma orientación política, de manera que la aparición de Merino, un chacarero provinciano sin posibilidad de citar poemas en su discurso de inauguración, sino con una afirmación concreta de cinco puntos de acción política o la irrupción de Flores-Aráoz, un tipo más bien tozudo de la política, un tipo vinculado a la derecha y al Apra”, manifestó.

“Esta disrupción se ha normalizado con el retorno del señor Sagasti, que pertenece a este mismo grupo de intelectuales, muy reconocidos por supuesto. Hay el retorno a esta normalidad donde este mismo sector continúa manejando la política. Esto confirmará la hipótesis que tuvimos algunos de que las movilizaciones han estado, además de inspiradas en una genuina disconformidad de muchos sectores urbanos y juveniles, ha habido una instigación desde ciertos grupos mediáticos, desde ciertos sectores políticos, que obviamente ha dado el resultado que tenemos”, aseveró.

“Ahora eso no quita que el señor Sagasti sea el presidente y le debamos respeto a su autoridad y le deseemos éxito y bienestar en su labor para el bien de él y del país, pero que detrás de esto ha habido una movida política, para mantener la hegemonía en el poder político no me cabe la menor duda”, precisó.

Observó que “el señor Sagasti proviene de Grade, un grupo de estudiosos que tienen 40 años en el Perú analizando temas de economía, de desarrollo institucional, de funcionamiento del Estado”. “Entonces, él comprende claramente que, sin la marcha del aparato productivo, sin la reactivación económica, no vamos a poder salir de esta crisis”, informó.

“Este llamado a la reflexión sobre el nivel del endeudamiento al que nos ha llevado la pandemia y la crisis económica, que va a constreñir las posibilidades del dispendio de gasto de parlamentarios, alcaldes, gobernadores, es decir no hay plata, nos hemos gastado los ahorros del país y no hemos producido para reponer la caja. El 2021 vamos a tener que abrocharnos los cinturones y en ese sentido llamar a la inversión privada es lo mínimamente sensato que se tenía que hacer”, comentó.

“Este discurso de Sagasti es un discurso de largo plazo parece el discurso de un presidente que está asumiendo para cinco años, donde nos habla de los grandes temas nacionales, lo veo un poco gaseoso, el Perú necesita planteamientos más concretos”, subrayó.

Ver emtrevista….