RUBÉN MAYORGA, REPRESENTANTE DE LA OMS EN EL PERÚ: “LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA PUEDE GENERAR UN REBROTE”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente Diario Correo

Especialista del organismo internacional de salud destaca acuerdo del Gobierno y clínicas privadas sobre intercambio prestacional., auque debió ser más “temprano”

Rubén Mayorga, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Perú, dijo a Correo que está en permanente contacto con representantes del Gobierno del presidente Martín Vizcarra, sobre todo con el ministro de Salud, Víctor Zamora, para dar seguimiento a las acciones en la lucha contra el COVID-19 en el país.

Tras más de 100 días de emergencia sanitaria, el Gobierno llegó a un acuerdo con las clínicas privadas para el intercambio prestacional, ¿no ha sido muy tarde? Ojalá se hubiera llegado más temprano (a un acuerdo), pero yo creo que todo el sistema de salud del país ya estaba bastante apretado sobre su capacidad de atención. Por ello, era necesario poder concretar el intercambio prestacional entre el sistema público y privado. El país tenía la potestad de, en una emergencia, poner a todo el sistema sanitario a su disposición.(…) En esta coyuntura, el Gobierno tenía la obligación de hacerlo. Se trata de medidas de emergencia y que se toman en situaciones complejas como la pandemia.

¿Era necesario este ultimátum que dio el presidente Vizcarra a las clínicas?

Yo no puedo opinar por las estrategias que se usan en los países, pero el efecto (de la medida) fue bueno porque se logró un acuerdo. En esta emergencia, uno estaba preocupado porque esto no hubiera ocurrido antes. Por eso, era urgente llegar a un acuerdo.

¿Cuál es la evaluación del Gobierno en la lucha contra el COVID-19?

La evaluación debe tomar en cuenta que la alta informalidad en el país hizo que el Gobierno no pueda detectar los sueldos de las personas y así facilitar la entrega de bonos, por ejemplo. El Gobierno tuvo la intención de implementar esquemas de protección social muy buenos, pero se topó con la realidad de la informalidad. Del lado sanitario, el sistema de salud fragmentado y subfinanciado generaron que el país se enfrente a la pandemia con pocas armas. Además, encontramos a un Ministerio de Salud con mucha normatividad que hizo que el gasto no sea fácil.

Pero, ¿no hay errores de este Gobierno en estos cien días? 

Por ejemplo, haber dispuesto la cuarentena por género, la distribución del dinero en efectivo en los bancos o, al inicio de la epidemia, vacunar a personas mayores de edad contra el neumococo que hizo que se generen aglomeraciones. Fueron errores, sin duda, pero se fueron corrigiendo sobre la marcha.

¿El ministro de Salud debería seguir en el cargo?

Esas son decisiones que le corresponden al presidente. Pero en realidad, en este tipo de situaciones todos los funcionarios públicos están bajo una presión tremenda. Tenía entendido que, en el Perú, el cambio de funcionarios era frecuente antes de la pandemia. Eso dificultaba contar con políticas públicas a mediano y largo plazos. Sin embargo, eso no quita que los funcionarios no estén bajo el escrutinio público permanente. No sé si un cambio mejorará la capacidad de respuesta.

¿La reactivación económica puede significar un rebrote de la epidemia?

En efecto, una medida como la reactivación económica puede generar un rebrote de la enfermedad y eso se está viendo en varios estados de Estados Unidos o países de África.

Es idóneo no salir los domingos y mantener el toque de queda nocturno?

Por las características del Perú, es necesario ambas medidas porque sirven para reducir el contacto entre personas. Mientras menos contacto mejor.