ROSPIGLIOSI: LOS QUE INCENTIVARON LAS MOVILIZACIONES AHORA TOMAN REPRESALIAS CONTRA LA POLICIA POR SALVAGUARDAR EL ORDEN PÚBLICO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 26 de Noviembre 2020 .- Fernando Rospigliosi, analista político y exministro del Interior, consideró que el anuncio del presidente Francisco Sagasti de reformar la Policía Nacional es una represalia contra esta institución por cumplir con su deber de salvaguardar el orden público durante las protestas contra el exmandatario Manuel Merino. Advirtió que el actual gobierno quiere formar una especie de policía política para espiar a sus adversarios.

“Me parece muy mal lo que han hecho, creo que están tomando represalias contra la Policía, porque los que están ahora en el gobierno son los que incentivaron las movilizaciones que hubo contra su antecesor, Manuel Merino. Fueron los que incentivaron estas manifestaciones, la violencia, los ataques a la Policía. Todo indica que están tomando represalias contra la Policía, que lo que hizo fue cumplir su deber y defender el orden público”, indicó

Señaló, en declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), que “las propias autoridades no defienden a la Policía y se suman al maltrato que ha habido en estos últimos días y semanas, donde han difamado y atacado, sin ninguna evidencia, les han dicho asesinos, secuestradores, torturadores”. “El sujeto ese, que decía que había estado tres días torturado por la Policía sin comer y sin beber, resulta que ahora nunca estuvo en manos de la Policía. Ya salió una foto, ya salieron los testimonios, era toda una farsa”, observó.

“¿Quién creo toda esa farsa? ¿Por qué los medios de comunicación le dieron una enorme cobertura a esa mentira, a esa farsa? Los congresistas del Partido Morado, del partido de Sagasti, salieron a los medios de comunicación a decir que habían 70, después dijeron 74 desaparecidos, la Defensoría del Pueblo informó que no había ningún desaparecido, todo era mentira. Inmediatamente la Fiscal de la Nación, que es de este grupo, de esta coalición, denunció al presidente Merino, al primer ministro Ántero Flores-Aráoz”, comentó.

Advirtió que “la Policía se va a retraer” en la lucha contra la delincuencia. “Qué Policía va a salir ahora a defender el orden público, impedir la violencia y la propiedad pública y privada, que policía se va a enfrentar a los delincuentes, porque en lugar de premiarlo, lo van a enjuiciar y darle de baja. Lo que están buscando es desmoralizar a la Policía y hacer que las turbas se apoderen de las calles”, mencionó.

“Están haciendo lo que les da la gana, si están violando la ley ahora, la pueden violar mañana. Seguro que va a venir una razzia a fin de año. Eso no debería ocurrir en un gobierno transitorio, eso no hizo el gobierno de Valentín Paniagua el 2000, pero eso es lo que están haciendo ahora, apoyándose en la gran cobertura mediática que tienen y en la fuerza que han adquirido con el impulso de la turba en las calles”, apuntó.

Gobierno quiere formar policía política

También enfatizó que “un gobierno efímero como este no puede hacer grandes cambios”. “Sin embargo, han dicho ahora que van a nombrar una comisión de la reforma con participación de la sociedad civil, es decir con la gente que ellos quieran, para que en 60 días hagan cambios profundos en la Policía, eso es completamente absurdo, fuera de lugar. Si hay un cambio que hacer, le corresponde al gobierno que sea elegido en las elecciones de abril y no a este gobierno transitorio y efímero”, dijo.

“Esto no es una tarea, no debería de ser de este gobierno. Mucho me temo que las cosas feas que ha habido antes, esta suerte de policía política, de espionaje político, va a empezar a funcionar de una manera más intensa ahora. El nuevo jefe de la Policía ha trabajado en la dirección de búsqueda de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin), el nuevo viceministro de Orden Interno también ha trabajado ahí”, reveló.

“Mucho me temo que estas cosas que decían de la Diviac, de la policía política, van a empeorar ahora y eso es un gran peligro. Las personas que crearon eso en el año 2016 son las que están en el poder ahora en el Ministerio del Interior, en el viceministerio del Interior y en la comandancia de la Policía”, agregó.

“Son los mismos que han denunciado a la Policía, en muchos casos falsamente, en los últimos acontecimientos, a eso se está refiriendo. Hemos visto como la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos fue la que denunció falsamente la desaparición de 74 personas, ya están presentes en las instituciones del Estado y eso es muy cuestionable”, afirmó.

Gerentes de Servir no son la solución

Expresó que “el presidente Sagasti ha dicho una cosa que no tiene sentido, que van a poner a los gerentes de Servir en la Policía”. “Es verdad que hay malos manejos en la Policía, ha habido cosas muy oscuras y muy feas durante el gobierno de Vizcarra, pero esto le corresponde al nuevo gobierno. Servir tampoco le ha dado al Estado grandes gerentes, que hayan cambiado la situación, eso está desde hace muchos años y las cosas no han mejorado mucho y también es dudoso que eso vaya a ser una solución o una mejora”, recalcó.

“Me parece muy mal que un gobierno efímero de transición, un gobierno que ha sido puesto ahí para estar unos pocos meses y realizar las elecciones generales del próximo año, pretenda hacer cambios profundos en la Policía, que es lo que le corresponde al próximo gobierno que sea elegido en las urnas”. “Recordemos que el año 2000, justamente un 22 de noviembre, asumió la presidencia de la República, Valentín Paniagua, y nombró como ministro del Interior a un general muy respetado, el general Antonio Ketín Vidal”, subrayó.

“Ketín Vidal no hizo grandes cambios, hizo unos pequeños cambios, pero dejó las cosas para el siguiente gobierno, que fue el gobierno elegido por el pueblo, que ya empezó a hacer las modificaciones que eran necesarias. Además, según la ley de la Policía, el presidente de la República puede reemplazar al comandante general, pero entre los tres oficiales generales que le siguen, en este caso parece que estaba en el número 18. Eso es discutible desde el punto de vista legal y sin duda va a dar a lugar a juicios de los que han pasado a retiro. Esto se ha hecho en una situación anormal, porque los cambios en la Policía se hacen a fin de año”, precisó.

“Además, el comandante de la Policía estaba en el hospital afectado por el covid-19, no tuvo nada que ver con los sucesos de la semana anterior, es malo lo que han hecho y va a contribuir a desmoralizar aún más a la Policía. Esto es algo contradictorio, es que hay un grupito ahí que está empujando esto y lo están llevando de las narices, al parecer, porque el presidente Sagasti dijo claramente que no era el momento de hacer cambios y eso era correcto”, remarcó.

Ver entrevista….