RESPONSABILIDAD PENAL POR OCULTAR CIFRAS DE VÍCTIMAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente Diario Expreso 

Moción indica que se evidencia la existencia de un exceso del 149 % de decesos desde el inicio de la pandemia por el Sars-CoV-2.

En los próximos días, el Pleno del Congreso de la República tendrá que debatir la moción multipartidaria para conformar la comisión investigadora por el plazo de 90 días calendarios, para establecer el número real de fallecidos a causa del Covid-19 y, como consecuencia de ello, determinar las presuntas responsabilidades de los funcionarios o servidores públicos que hubieran estado involucrados en dichos actos.

Así lo señala el documento consensuado de varias bancadas del Congreso, de conformidad con el artículo 44 de la Constitución, que establece como deber del Estado garantizar la plena vigencia de los derechos humanos; proteger a la población de las amenazas contra su seguridad; y promover el bienestar general que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado de la Nación.

“Respecto a las presuntas responsabilidades administrativa funcional, civil y penal incurridas por los funcionarios y/o servidores públicos por ocultamiento y encubrimiento, una vez concluidas las investigaciones, y de haber elementos de convicción, se podría establecer las responsabilidades de los funcionarios y/o servidores públicos que se encuentran involucrados”, indica.

La moción, avalada por Alianza para el Progreso (APP), Somos Perú (SP), Acción Popular (AP), entre otras bancadas, tiene como fundamento el exceso de muertes registradas este año, pues las cifras reportadas por el Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef) revelan un incremento de 36 mil decesos respecto al año 2019.

“De acuerdo a los datos del Sinadef para este año, a partir de abril se reportó un aumento notable de fallecidos registrándose 12,287; en mayo fue de 23,858 y, finalmente, en junio fue de 25,371. El total de fallecimientos es de 70,566, lo que muestra una diferencia de 36,024 en comparación con el mismo período de 2019, que reportó 34,542 fallecimientos por enfermedad”, señala la moción.

CONTRADICCIONES

Indica que según información oficial del Ministerio de Salud (Minsa), al día 14 de julio del presente año, la cantidad total de defunciones por Covid-19 era de 12,229. Pero compara el número de fallecimientos en las zonas del interior del país más golpeadas por el Sars-CoV-2 que registraron las Direcciones Regionales de Salud (Diresa).

Es así que en el caso de Piura, donde el Minsa reportó 839 muertes, la Diresa arrojó un total de 1,512 defunciones; en Lambayeque la cifra oficial fue de 798 pero la Diresa reportó 1,152, y en el caso de La Libertad, el Minsa oficializó la muerte de 773 personas por Covid-19, pero la Diresa señaló que son 1,756 decesos.

En Ucayali, el Minsa informó de la muerte de 726 personas pero la Diresa señala que son 820; en Tumbes, el Minsa arrojó unas 127 muertes, pero la Diresa señaló que son 406, mientras que en Loreto, el Minsa informó de 360 muertes, pero la Diresa consignó que son 2,182 fallecidos.

En total, el Minsa reportó 3,623 muertes, la Diresa señaló que son 7,828; es decir, hay 4,205 defunciones no informadas por el Ministerio de Salud, “situación que evidencia que los datos no son exactos”.

FINANCIAL TIMES

El documento también se basa en la información publicada por el Financial Times, la cual informa que el Perú registra un exceso del 149% en el número de fallecidos, desde que se inició la pandemia del Covid-19, en comparación al promedio de muertes reportado en años anteriores.

“A la fecha, el Ministerio de Salud (Minsa) ha contabilizado 12,054 víctimas oficiales por el nuevo coronavirus. Sin embargo, según la publicación, son unas 40,100 víctimas las que ha contabilizado nuestro país a partir de enero”, indica la moción.

En ese sentido, destaca la conclusión a la que arribó el Financial Times: “El Perú llegó a un pico de casi 6,500 decesos por semana, los cuales tienen una vinculación directa e indirecta a la pandemia. Ajustando el tamaño de la población, los países más afectados son Perú y Ecuador, cada uno de los cuales ha visto más de 1,000 muertes en exceso por millón de habitantes. Además, ambos países latinoamericanos tienen el mayor porcentaje de exceso”.

Añade que a similar conclusión han arribado otras instituciones extranjeras como el Centro de Ciencia e Ingeniería de la Universidad Johns Hopkins y la Cadena BBC, así como instituciones nacionales, las cuales sostienen que en el Perú existe un gran número de muertes por Covid-19 que no está registrado oficialmente.

“Resulta evidente la existencia de un exceso del 149% en el número de fallecidos desde que se inició la pandemia del Covid-19, que hasta la fecha el Minsa no incorpora en su cifra oficial de decesos por dicha pandemia; por lo que se configura un alto subregistro que la población nacional desconoce”, enfatiza.

OBJETIVOS

Cuando se conforme la comisión investigadora, ésta tendrá como objetivos conocer la cifra real de muertos por Covid-19, localizar las localidades con mayor índice de decesos por Covid-19, identificar el grupo humano con mayor índice de decesos por el nuevo coronavirus, pero sobre todo identificar las razones por las que existe un subregistro de decesos por Covid-19 y los motivos por los cuales, las personas fallecidas que se encuentran dentro del subregistro de decesos por Covid-19, no fueron diagnosticadas con dicha enfermedad.

Asimismo, buscará identificar si las personas fallecidas que se encuentran dentro del subregistro de decesos por Covid-19, recibieron la atención médica debida, si las personas que convivieron o estuvieron cercanas a las personas fallecidas que se encuentran dentro del subregistro de decesos por Covid-19, fueron diagnosticadas o recibieron la atención médica por esta enfermedad, y si las familias de las personas fallecidas que se encuentran dentro del subregistro han recibido algún tipo de apoyo por parte del Estado.

“Los objetivos anteriores servirán para que el Estado diseñe e implemente una política sanitaria y administrativa idónea y eficaz para el manejo de pandemias”, precisa.

COMISIÓN DE DELITOS

El vocero de Alianza para el Progreso, Fernando Meléndez, indicó que la “Comisión Especial para la Transparencia de la Información sobre Víctimas del Covid-19”, tiene como objetivo llegar a la verdad sobre el número de fallecidos a causa del Covid-19, pero también establecer la responsabilidad política, civil, penal y administrativa de las autoridades.

“Buscamos responsabilidades, si es que ha habido omisión de parte de las autoridades sanitarias del país. Hasta el momento, podría existir presunta omisión de funciones y encubrimiento de información”, aseguró.

TRES MINUTOS

El parlamentario Fernándo Meléndez enfatizó que pese a existir una emergencia sanitaria ocasionada por el nuevo coronavirus, el Gobierno ha tenido “hasta tres ministros de Salud en lo que va de la pandemia”.

OCULTAMIENTO

La responsabilidad política por la omisión de funciones durante la pandemia, podría recaer “en los ministros de Salud. El reporte válido es el del Minsa y ellos tienen un Sistema Nacional Informático de Defunciones. Por ejemplo, la Dirección Regional de Salud de Loreto reporta una cifra de fallecidos que hace llegar al Sinadef y si este no lo considera, entonces hay ocultamiento de información que es un delito”, comentó el congresista Fernando Meléndez, de Alianza para el Progreso.