En Vivo

REPRESENTACIÓN DEL MOVIMIENTO COOPERATIVO AGRARIO DEBE TENER UNA PLATAFORMA, SOSTIENE GERENTE GENERAL DE LA JUNTA NACIONAL DEL CAFÉ (JNC)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Lorenzo Castillo, destaca casos de éxito cooperativo en Piura y aconseja a los agricultores de Tambogrande apostar por la organización.

Diciembre 4, de 2017.- Sin duda alguna que el sector cooperativo en nuestro país ha sabido salir adelante como un modelo de gestión basado en principios de adhesión voluntaria, convicción y la práctica de la solidaridad como un elemento central que integra a las personas, el cual busca conformar una plataforma que lo represente.

Siendo este sector una fuente de desarrollo y generación de empleo que agrupa a un importante número de agricultores aún se encuentra a la espera de una nueva legislación en base a su estructura social (de trabajadores o usuarios), o actividad económica (agraria, de ahorro y crédito, transporte, vivienda, servicios múltiples, consumo, educativa, u otra).

Lorenzo Castillo Castillo, gerente general de la Junta Nacional del Café, en entrevista al programa “Amanecer en el campo” de radio La Mejor, de Tambogrande – Piura, manifestó que vienen trabajando en ese proceso y esperan que en la Nueva Ley de Cooperativas pueda definirse la representación del sector agrario.

“El enfoque de fondo es que en cualquiera de las alternativas la representación del movimiento cooperativo agrario debe tener una plataforma”, sostuvo.

De otro lado, la asociatividad como base de la estructura empresarial y principal vía de desarrollo y crecimiento de actividades económicas y emprendimientos, no ha podido calar en parte de la población agrícola de la región Piura.

De acuerdo a los resultados del Primer Censo Nacional de Cooperativas realizado en nuestro país, muestra que un 29.7% de las cooperativas pertenecen al sector agrario (395), seguido de las de ahorro y crédito que alcanzan el 26.1% (347), sin embargo esto no parece afectar positivamente en los agricultores de pequeña escala, quienes desconfían de este modelo asociativo.

Para el dirigente gremial agrario, existe una cultura de desconfianza generada en algunos casos por una mala conducción de las cooperativas, no porque el modelo sea malo, sino por un tema de gestión. Asimismo, refirió que hay un prejuicio ideológico promovido por sectores económicos que señalan al cooperativismo como incapaz y corrupto.

“Ese discurso hace que el campesino por naturaleza dude del movimiento. El campesino tiene que mirar los casos de éxito que tienen en Piura los bananeros, se han ido integrando primero en asociaciones y ahora ya son cooperativas, y creo que esa es la ruta adecuada”, sostuvo.

Cabe señalar que el ministro de la Producción Pedro Olaechea, destacó la importancia del cooperativismo para que los peruanos que hoy no están saliendo adelante, piensen en asociarse.

Castillo, puso como ejemplo el caso de los pequeños productores de café de Jaén quienes en la actualidad se han ido integrando y aprovechando oportunidades de mercado, y actualmente desarrollan programas sociales, mejoran la producción, sus niveles de ingresos, y precios significativos que mejoran las condiciones de vida.

La transparencia y una mejor gestión cooperativa, garantizará la confianza de los asociados, sin embargo, es preciso adoptar políticas para elevar el nivel de productividad de las mismas.

Para ello, el gerente general de la Junta Nacional del Café dijo que vienen trabajando en un sello de gestión de la calidad para lograr posicionarse como un referente ante las instituciones financieras.

“En la Junta Nacional del Café estamos trabajando un sello de gestión de calidad estableciendo estándares de buena gobernanza cooperativa, que se cumplen los principios, y con ese sello ser un referente ante la entidad financiera, el mercado, la sociedad, y que ese tipo de cooperativas que hacen una gestión eficiente y transparente son confiables y avanzan”.

Federación Nacional de Cooperativas

Como se recuerda, la Federación Nacional de Cooperativas Agrarias estuvo siendo impulsada por tres organizaciones agropecuarias integradas por pequeños productores: La Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), la Junta Nacional del Café (JNC), y la Asociación Peruana de Productores de Cacao (APPCACAO)), sin embargo, no pudieron constituirse como tal y esperan que la unidad de las distintas cooperativas (del sector agrario) puedan cristalizar este proyecto.

Castillo Castillo, manifestó que vienen desarrollando eventos de capacitación en criterios de uniformización de la legislación tributaria cooperativa, pericias de gestión tributaria, mejora de la gestión administrativa y empresarial, entre otros, asimismo, anunció el próximo encuentro nacional cooperativo en el cual esperan reunir a expertos nacionales e internacionales.

“Próximamente vamos a desarrollar un encuentro nacional cooperativo en febrero (2018), esperamos reunir a doscientos representantes de organizaciones, expertos internacionales, y queremos que sea un escenario para que la voz del cooperativismo agrario sea escuchada, tenga presencia y podamos negociar”, precisó.

Finalmente, recalcó que la pequeña agricultura tendrá mejores oportunidades de desarrollo en la medida que se integren y se asocien empresarialmente para poder generar economía de escala en los servicios, “ese es el mejor camino, los resultados están a la vista”.

“Mi recomendación a los hombres del campo, sobre todo de una zona tan importante para la agricultura piurana como es Tambogrande, apuesten por la organización, se van a acordar del éxito y ahí estaremos juntos luchando por el bienestar de los hombres del campo”.

En 2016, las cooperativas en el Perú generaron diecisiete mil puestos de trabajo directo; las agrarias cafetaleras tuvieron como principal destino el exterior (51.3%), mientras que las agroindustriales el nacional (40.0%).

La FENACREP es el principal gremio de cooperativas con fines de representación (36.9%), seguido por la Junta Nacional del Café (15.8%).