REINICIO DE PARALIZACIÓN EN AREQUIPA FUE UN ROTUNDO FRACASO, ANTE NORMALIDAD DE ACTIVIDADES PRODUCTIVAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Periodista arequipeño, Jorge Sánchez, consideró también que el rechazo del pueblo de Arequipa a persistir en paralizaciones y movilizaciones permanentes, se explica por el hartazgo y cansancio en mantener una constante situación de conflictividad social, sin ninguna justificación aparente. 

RCR, 22 de agosto 2019 .- La anunciada reanudación de la paralización de labores en la región Arequipa, convocada por gremios de esa circunscripción y el denominado Comando de Lucha del valle del río Tambo (provincia de Islay), devino en un rotundo fracaso, reduciéndose al nivel de una raleada marcha del gremio de Construcción Civil, ante la casi absoluta normalidad de todas las actividades productivas en la zona, informó el director de Radio Libertad de Arequipa, Victor Urday Manchego

“Este paro que fue ´reiniciado por los dirigentes del FDTA de Arequipa, fue un rotundo fracaso. No ha parado la industria, no ha parado el comercio, no han parado los escolares. Los turistas están (transitando) normalmente”, subrayó.

La pretendida medida de fuerza, organizada especialmente por la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), buscaba reiniciar la protesta en contra de la operación del proyecto minero Tía María, tras el paréntesis causado por las festividades de aniversario de la ciudad de Arequipa, cuyo día central fue el pasado 15 de agosto.

El periodista recalcó que la medida de protesta se redujo a una reducidísima “marcha” de unas 1 500 personas, integrada esencialmente por trabajadores del gremio de construcción civil y pobladores de las urbanizaciones populares de los exteriores del área metropolitana arequipeña; éstos últimos movilizados al centro histórico en buses, desde sus respectivos barrios.

“A las 11 de la mañana hubo una marcha de Construcción Civil. Y lo más peligroso fueron las marchas de los pueblos jóvenes, en la que han venido asociaciones. Y tenemos reportes de que han sido pagadas. Están pasando lista, porque (de no asistir) los botan de sus lotes (habitacionales) y les ponen multas”, puntualizó.

Refirió que el golpe ha sido tan duro para los organizadores de la huelga que, incluso, el secretario general de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), José Luis Chapa, tuvo que reconocer el bajísimo impacto de la paralización.

“José Luis Chapa, el jefe de la FDTA no tiene trabajo. Les cobra S/ 50 (cincuenta soles) a cada uno de los afiliados de Construcción Civil. Y también el señor Felipe Domínguez, que es un eterno dirigente sin mayor apoyo del pueblo, (ya que) postuló al Congreso (y) sacó 350 votos”, detalló.

Por su parte, el periodista Jorge Sánchez ratificó que lo único que ha ocurrido en la ciudad de Arequipa, fue una escasa movilización popular que se realizó está vez en forma ordenada y pacífica.

“Gente que es utilizada por dirigentes que solamente viven de ellos. Y son conocidos: cuatro o cinco estos dirigentes; y para que pareciera que la marcha era ´multitudinaria´, las filas eran separadas cada dos metros (de distancia), a fin de aparentar que había mucha gente”, puntualizó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Sánchez consideró también que el rechazo del pueblo de Arequipa a persistir en paralizaciones y movilizaciones permanentes, se explica por el hartazgo y cansancio en mantener una constante situación de conflictividad social, sin ninguna justificación aparente.

“Definitivamente, la gente está haciendo acto de conciencia y se está cansando de ser utilizada (en estas movilizaciones). Con dirigentes que lo primero que hacen, de manera descarada, una vez organizada la marcha, es llamarlos para pasarles ´lista´ y certificar su participación, a fin de darles el boleto de regreso (a sus respectivos domicilios)”, aseveró.

Escuchar Entrevista