En Vivo

REGISTRAN MÁS DE 90 DERRAMES DE PETRÓLEO EN EL LITORAL PERUANO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Más de 90 derrames de petróleo se registraron en el litoral peruano entre el 2016 y el 2021, según un reporte publicado por Oceana Perú.

Una de las zonas afectadas es el litoral de Talara, donde la población está cansada deformular numerosas denuncias sin obtener respuesta, así lo informó el dirigente del distrito, Juan Rodríguez Flores.

“Del total de pasivos ambientales que hay en el Perú, el 58% está en Negritos, ¿quién se responsabiliza por todo esto? Esto tiene que tomarse muy enserio, debemos pedir una iniciativa legislativa donde hayan fiscalizadores directos porque por más que se denuncia, el OEFA difícilmente puede hacerse cargo porque no tiene logística necesaria”, declaró.

Además señaló que en la zona de la Brea-Negritos, frente a los tanques de almacenamiento de una reconocida empresa petrolera, existen dos pozos aparentemente abandonados donde se observa un afloramiento de petróleo y gas a pocos metros del mar.

“No podemos hacer nada con nuestros recursos, van 150 años de explotación petrolera (..), necesitamos una participación activa de los regidores y alcaldes y de la Marina, ya que ellos tienen la logística adecuada para supervisar esto”, dijo Rodríguez.

Alrededor de 3.000 pescadores de la provincia de Talara, desde Máncora hasta la Brea, son los principales afectados por estos atentados que dañan la vida marina y limitan su actividad económica.

Finalmente, Rodríguez hizo un llamado al ministro de Energía y minas y al ministro del Ambiente para que visiten la zona y corroboren la situación lamentable. Pidió que se establezcan acciones junto con la sociedad civil, pescadores y empresas transnacionales para que estas asuman sus responsabilidades.

Impacto
Respecto al derrame de petróleo ocurrido el último fin de semana en la Refinería La Pampilla, el biólogo y docente de la UCV, Paolo Amaya, informó que el daño ambiental es irreparable y cuestionó la lentitud de la empresa Repsol para afrontar el desastre.

“La recuperación de estos ecosistemas es muy lenta y compleja, la pérdida de hábitats podría traer una cuantiosa disminución de especies marinas, aves y mamíferos (…) Por el oleaje se podría extender, pero la concentración del petróleo y la generación de daño sería menor, esperamos que se actúe rápido”, comentó.