Regiones no ejecutaron todo su presupuesto para El Niño

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Al 2015, las regiones y municipios utilizaron el 79% y 59% de sus partidas para prevención de desastres, respectivamente.

Derrumbes, desbordes y huaicos. Más de 2.600 familias han sido afectadas por las lluvias de El Niño. ¿Cuánto de esto se pudo evitar?

Por primera vez en su historia el Perú enfrenta un fenómeno de El Niño con un Estado descentralizado. Los gobiernos regionales y locales tienen un mayor protagonismo en la gestión y manejo de riesgos, así como en las acciones de respuesta ante emergencias.

Esto se refleja en la asignación de recursos para prevención por El Niño. El presupuesto de los gobiernos subnacionales (regionales y locales) para intervenciones en el período de lluvias y fenómeno de El Niño para el 2015 fue de S/566 millones, monto que equivale al 28% del total asignado a este rubro (S/2.000 millones). Para el 2016, el presupuesto es de S/1.000 millones a nivel nacional, de los cuales S/52 millones se destinan al nivel subnacional.

El Ministerio de Economía considera aceptable hasta un nivel de ejecución del 85%. De hecho, el Gobierno Central ha ejecutado el 90% del presupuesto para prevención de El Niño del año pasado.

Sin embargo, en el caso de los gobiernos subnacionales, el mayor manejo de recursos no ha ido necesariamente acompañado por eficiencia en la ejecución. Los gobiernos regionales ejecutaron el 79% y los locales el 59%, al cierre del 2015.

Para el 2016, tomando en cuenta que El Niño alcanza su pico máximo durante el primer trimestre de este año, las regiones registran un avance de 31,7% mientras que las municipalidades solo 7,8%.

Diferencias regionales

Ahora bien, no todas las regiones han ejecutado su presupuesto de igual manera.
Del total de regiones que son más vulnerables a causa de la incidencia de lluvias, destacan los casos de Cusco, Arequipa, Puno y Áncash, que en conjunto recibieron S/44 millones y ejecutaron más del 80% de su presupuesto al cierre del año anterior.

En contraste, Piura y Tumbes –regiones que resultan más afectadas por las lluvias estacionales, especialmente durante El Niño– concentraron el 30% del monto asignado para este nivel de gobierno (S/86 millones) y a su vez mostraron niveles de ejecución del 70% y 59% en el mismo período, respectivamente.

El panorama no varía mucho si se analiza la inversión de las municipalidades. Incluso se evidencian niveles de ejecución más bajos, de manera especial en los departamentos afectados por las lluvias e inundaciones. Las municipalidades de Pasco, Ayacucho, Apurímac y Piura registraron en promedio un avance mayor al 75%. En contraste, los gobiernos locales de Arequipa y Puno –que a la fecha reportan el mayor número de familias afectadas– tuvieron avances menores al 65%.

Fuente: El Comercio