En Vivo

RECUPERACIÓN DE LEGITIMIDAD Y FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA DE JUSTICIA PASA POR RENUNCIA DEL FISCAL PEDRO CHÁVARRY

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Congresista de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, confirmó también que en la investigación que el propio Legislativo está haciendo al titular del Ministerio Público, el miembro de la subcomisión de acusaciones constitucionales, Juan Sheput, “ha encontrado responsabilidades en Chávarry”, según lo ha consignado en su informe al respecto.

RCR, 4 de septiembre 2018 .-  La única forma de recuperar la legitimidad y que funcione el sistema de justicia en el Perú pasa por la renuncia del Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, al estar implicado en presuntos actos de corrupción, afirmó el congresista de Nuevo Perú, Alberto Quintanilla.

“Esa es la intención que hemos tenido los congresistas de todas las bancadas en el Parlamento, excepto las del Apra y Fuerza Popular. El resto hemos pedido que se retire (Pedro Chávarry). El sistema de justicia del Perú está en crisis. La corrupción lo ha corroído”, subrayó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Quintanilla confirmó también que en la investigación que el propio Legislativo está haciendo al titular del Ministerio Público, el miembro de la subcomisión de acusaciones constitucionales, Juan Sheput, “ha encontrado responsabilidades en Chávarry”, según lo ha consignado en su informe al respecto.

“Tiene que ser convocada la Comisión Permanente del Congreso para que tome una determinación. Y, luego, la decisión que adopte la lleve al Pleno. Para nosotros, el Fiscal de la Nación debía dar un paso al costado, y no esperar la una o dos semanas que demora el trámite (para su destitución)”, enfatizó.

El parlamentario recordó que la democracia se desarrolla en función del equilibrio de poderes y el juego de la mutua fiscalización, por lo que -anotó- “cuando esto se rompe y uno de ellos ha sido ganado por la corrupción, es difícil que haya legitimidad, para la población”.

Quintanilla concordó con lo señalado por algunos analistas sobre la fuerte polarización y división que aqueja a la sociedad peruana, al misma que -dijo- se asienta en dos pilares fundamentales.

“Uno es el fujimorismo, que pretende gobernar el país sin haber sido elegido para ello, rompiendo el equilibrio de poderes. Y quieren desde el Parlamento, con su mayoría, imponerle una política de gobierno al Ejecutivo. Y la segunda es el terror que tiene la señora Keiko Fujimori de ser investigada”, enfatizó.