RECTOR ADOLFO PRADO Y EXASESOR MARIO ARROYO HABRÍAN RECIBIDO COIMA DE S/ 75,000 SOLES DESTACADO

Redacción 09 de octubre del 2019 - 12:00 PM

Fuente: Diario Pregón 

Una coima de S/ 75,000 habría recibido el rector Adolfo Prado Cárdenas y su exasesor Juan Mario Arroyo Gómez por firmar el acuerdo conciliatorio con la contratista cusqueña Consorcio Sistemas para la construcción del pabellón de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac (Unamba), en octubre del 2016.

Esta grave acusación fue formulada por el fiscal Julio César Orellana de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa Especializada de Delitos de Corrupción de Funcionarios de Apurímac en el requerimiento de prisión preventiva ingresado el viernes 4 de octubre a mesa de partes del Poder Judicial tras una larga y compleja investigación.

Prado Cárdenas fue sindicado como presunto autor y su amigo Arroyo Gómez presunto cómplice por el delito contra la administración pública en la modalidad colusión agravada en perjuicio de esta casa superior de estudios.

También se encuentran comprendidos en la formalización de la denuncia para quienes el fiscal anticorrupción solicitó comparecencia con restricciones, el gerente del Consorcio Sistemas, Ronald Pacco Mamani, su socia Natividad Ramos Mamani; así como también, el exdirector de Administración de la Unamba, Claudio Ocros Leyua y el exasesor legal Rubén Miranda Moreano, entre otras personas más.

EL ARREGLO

De acuerdo a la información que Pregón tuvo acceso, Adolfo Prado Cárdenas, Juan Mario Arroyo Claudio Ocros y los empresarios Ronald Pacco y Natividad Ramos se habrían coludido ilegalmente para firmar el acuerdo conciliatorio y continuar con la obra que ya arrastraba observaciones administrativas, como la presentación de una carta fianza de una entidad financiera que no estaba registrada en la SBS.

Según la investigación fiscal -que deberá conocerse a detalle en próxima audiencia de requerimiento de prisión preventiva- la presunta colusión se tramó en una cafetería de la ciudad de Abancay poco después de haberse suspendido la audiencia de conciliación que tuvo el lugar el 25 de agosto del 2016.

En dicho encuentro donde no estuvo presente el “Doc” (Prado Cárdenas) sino, su representante, primero habría solicitado el 10 % pero, luego de varios tiras y aflojes, quedaron en 1 %, porcentaje que sería entregado apenas se hiciera efectivo el 20 % del adelanto de materiales, donde además, se aprobaba el expediente técnico de la mencionada obra.

Este adelanto realizado a mediados de octubre del 2016 fue de S/ 1’170,060 pero que por retenciones de ley el Consorcio Sistemas cobró la suma de S/ 855,342.

Gracias a un audio que obra en poder de la Fiscalía, se logró establecer que fue un trabajador del contratista Pacco Mamani que luego de viajar desde el Cusco hasta Abancay quien habría entregado el sobre con los S/ 75,000 a Juan Mario Arroyo. De esta suma de dinero S/ 60,000 serían para el “Doc” (Prado Cárdenas) y S/ 15,000 para el exasesor por la “ayudadita” administrativa.

Se desconoce si el exadministrador Claudio Ocros -que estuvo presente en las negociaciones- habría recibido alguna suma de dinero, sin embargo, trascendió que otro implicado, Yoni Calle Cabello, habría pedido S/ 6,000 por el audio que fue grabado y guardado en su celular.

Como era de esperarse, Prado Cárdenas, en diferentes presentaciones públicas ha negado reiteradamente que nunca estuvo involucrado en hechos de corrupción, afirmando que estos ataques -inventados por sus detractores- tienen como propósito entorpecer el proceso de licenciamiento de la Unamba.

Por su parte, dirigentes del Sindicato de Trabajadores Administrativos de la Unamba, tras ser consultados por la decisión de la fiscalía, manifestaron que esperaban una acusación de ese tipo ante tanta tropelía cometida en perjuicio de la universidad.

“Resaltamos la decisión tomada por la Fiscalía Anticorrupción de Apurímac. Estaremos atentos a la audiencia de prisión preventiva que deberá programarse en estos días y que nos permitirá conocer la verdadera magnitud de la corrupción enquistada en la Unamba”, precisaron.