¿Qué tipo de evaluación de desempeño quieren las empresas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Hay decenas de programas de evaluación de desempeño online que ayudan a las empresas a “arreglar” el proceso. Y cuando esto no alcanza, ciertas organizaciones crean sus propios sistemas. Aquí las opciones.

(Bloomberg).- La evaluación de desempeño está en construcción desde hace algunos años. Muchas empresas, desde Adobe Systems Inc. hasta Goldman Sachs Group Inc., descartaron los odiados rankings anuales y los reemplazaron por una entrega más constante de información más blanda.

Hay decenas de programas de evaluación de desempeño online que ayudan a las empresas a “arreglar” el proceso. Y cuando esto no alcanza, ciertas organizaciones, como General Electric Co., crean sus propios sistemas.

Pero esta evaluación interminable y ambigua del desempeño sigue siendo tan caótica y confusa como siempre. Y tanto empleados como gerentes la odian.

“En cierta forma ha sido duro”, dijo Jake Tully, director del equipo creativo de TruckDrivingJobs.com, un sitio de empleos y recursos para la industria camionera con sede en Los Ángeles. El año pasado, la empresa comenzó a utilizar ReviewSnap, uno de los muchos sistemas online de evaluación de desempeño, para sus evaluaciones anuales. Funciona bien con el equipo de ventas, dijo, pero no para él y sus colegas, cuyo desempeño laboral es más difícil de cuantificar. Cuando llega la hora de la evaluación, Tully opta por abandonar ReviewSnap. “Me encuentro volviendo por defecto a papel y bolígrafo”, dijo.

’Inútil’
“Gran parte de eso es inútil”, dijo Kyle Vaughan, analista sénior de Mercer, una consultora que emplea un sistema más tradicional de ranking con 5 puntos para sus evaluaciones de desempeño. Los empleados hacen una autoevaluación por internet y luego se reúnen con los gerentes. Vaughan compara el proceso a una palmada anual en la espalda y dice que no recibe muchos consejos sobre cómo mejorar el año siguiente.

Muchas empresas reformaron el proceso de evaluación deshaciéndose de los rankings numéricos como el de Mercer debido a esos problemas. Cerca del 6% de las empresas miembros del Fortune 500 habían hecho esto en 2015. Desde entonces, las imitaron muchas más, como Goldman Sachs, Morgan Stanley y Kimberly-Clark. La evaluación anual fue sustituida por chequeos más frecuentes, que pueden abarcar desde un ritual semestral hasta la entrega de información diaria.

Si bien los empleados aprecian conversar con más regularidad con los gerentes, las empresas que abandonaron las evaluaciones con nota observaron una merma en el rendimiento de los trabajadores, según investigaciones de CEB.

El antiguo sistema de evaluación podrá haber sido rígido, pero sus sustitutos son confusos y suelen pedirles demasiado a los empleados. En el intento por diferenciarse, las plataformas de evaluación online agregaron tantas funciones especiales que la gente no quiere usarlas.

La mayoría de las empresas nunca abandonará por completo las evaluaciones de desempeño. Es algo que está fundido en la remuneración. Además, a pesar del miedo que la gente les tiene, a los empleados les costaría trabajar sin algún tipo de indicación semirregular sobre cómo les está yendo.

Entonces, ¿qué podría funcionar? Notas.

“De hecho, creemos que las notas juegan un papel importante. Son un mecanismo transparente para vincular salario a rendimiento”, dijo Ravin Jesuthasan, director administrativo de Willis Towers Watson. Él también sugiere que los empleadores observen qué funciona y qué no y realicen pequeñas modificaciones. “No destruyamos todo”, dijo.

Fuente: Gestión