En Vivo

QALI WARMA: SE FORTALECERÁ VIGILANCIA CIUDADANA AL SERVICIO ALIMENTARIO ESCOLAR 2022

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : MIDIS

Subprefectos y más de 1300 tenientes gobernadores ratifican compromiso para garantizar entrega oportuna de alimentos a 265 977 estudiantes.

El Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), y la Prefectura de Loreto ratificaron su compromiso de vigilancia ciudadana al servicio alimentario escolar 2022, para garantizar la entrega oportuna e inocua de alimentos saludables a 265 977 estudiantes.

En el marco de la emergencia sanitaria, los vigilantes sociales acreditados ante el programa participan activamente verificando la correcta distribución de los alimentos en las instituciones educativas públicas, el uso de mascarilla, el lavado de manos, supervisión del almacén, entre otras acciones, en cumplimiento de las disposiciones emitidas por Qali Warma y las autoridades pertinentes, que permitan salvaguardar la salud de las personas en las provincias de Alto Amazonas, Datem del Marañón, Loreto, Putumayo, Mariscal Ramón Castilla, Maynas, Requena y Ucayali.

Entre los vigilantes sociales figuran los representantes de ocho subprefecturas de Loreto, 1308 tenientes gobernadores, entre otros, que han sido previamente capacitados para el desarrollo de sus funciones.

En ese sentido, el prefecto de Loreto informó que conoce el modelo de cogestión del programa Qali Warma y que ratifica el compromiso de vigilancia ciudadana para que los productos de calidad e inocuos lleguen en óptimas condiciones a las 4398 instituciones educativas, situadas en zonas urbanas, rurales, fronterizas y comunidades indígenas.

De esta manera, se impulsa el compromiso y la participación activa de los actores sociales, lo cual contribuye a mejorar la eficiencia, transparencia, calidad y uso adecuado de recursos del programa Qali Warma del Midis.

Qali Warma garantiza la calidad e inocuidad de los alimentos que se entregan a los estudiantes, pues son elaborados de acuerdo con especificaciones técnicas exigidas por la autoridad sanitaria y el programa, en consonancia con la Ley de Alimentación Saludable. De esta forma, están libres de octógonos al no superar los límites de azúcares y grasas establecidos.