PUNO: EXIGEN SALIDA DE NUEVOS DIRECTORES REGIONALES POR CORRUPTOS  

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Walter Paz Quispe, consejero regional de Puno

RCR, 03 de abril 2018.-Las decisiones del controvertido gobernador regional de Puno, Juan Luque Mamani, de designar a su ahora exasesor Maximiliano Cornejo Turpo como nuevo director regional de Educación y a Enrique Sotomayor Perales, como nuevo director regional de Salud de Puno, han sido duramente cuestionadas por diversos gremios y sectores de la sociedad civil de la región.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Walter Paz, consejero regional por Puno, dijo que esto es una muestra más de la “argolla” del entorno del Luque Mamani que les estaría sirviendo para “recuperar” el dinero invertido en las elecciones.

“Estos individuos ya han sido funcionarios en la gestión actual. Cornejo desde el inicio asumió el cargo de Consultor del Fondo de apoyo gerencial para la Educación, aunque sin ninguna labor destacada en políticas educativas. Más es conocido por tráfico de influencias, por ser quien cobraba cupos por los cargos de confianza en las UGEL, y además, fue denunciado por acoso sexual a trabajadoras condicionándolas a la renovación de su contrato”, aseveró.

Según se supo, hay indignación en el magisterio regional por este nombramiento, por lo que César Hugo Tito, secretario del Sutep, ha dado un plazo de 48 horas para que el gobernador regional saque a Maximiliano Cornejo del cargo de director regional de Educación porque denigra la meritocracia.

En cuanto a Jorge Enrique Sotomayor Perales, nuevo jefe de la DIRESA Puno que ingresa en reemplazo de Rolando Montes de Oca, el consejero dijo que en el año 2016 ocupó el cargo de director de la Redes San Román donde tiene denuncias por malos manejos económicos, contratos irregulares y abuso de autoridad, lo que motivó su censura en el Consejo regional de Puno.

Finalmente remarcó que la ley de carrera magisterial establece que los cargos de director de Educación les corresponde a profesionales de quinta escala, por lo que una cuestión de confianza no puede estar sobre la ley.