PUNO: EMERGENCIA POR LLUVIAS, GRANIZADA E INUNDACIONES EN UMACHIRI

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 08 de marzo 2018.-La inmediata declaratoria de emergencia y el urgente apoyo de las autoridades gubernamentales, a nivel regional como del gobierno central, para que brinden apoyo a los damnificados por los desastres producidos en las zonas urbanas y rurales en el distrito de Umachiri, provincia de Melgar, región Puno, exigió Tomás Valeriano, burgomaestre del citado distrito puneño, en  comunicación con Red de Comunicación Regional (RCR).

Las lluvias y granizadas no cesan, peor aún, se han incrementado, lo que ha provocado el desborde de los ríos Ayaviri, Llallimayo y Umachiri que han llegado a interrumpir las vías de comunicación en esa parte del país, afectando a más de seis mil habitantes de la zona. Por estos motivos, se hace imprescindible que las autoridades del Instituto de Defensa Civil (Indeci) y del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) declaren toda la zona en emergencia de oficio, alertó Valeriano.

Agregó que los daños en la cuenca de Llallimayo son cuantiosos, los sembríos de papa, maíz y  quinua están muy afectados, mientras que los pastos cultivados con artículos de panllevar,  alfalfa y avena muestran daños totales al  100%.

El alcalde informó que el Indeci Puno les ha solicitado que realicen un pedido oficial para la declaratoria de emergencia, con información cuantificada de los daños y número de población afectada.

“Hoy estaremos presentando la documentación solicitada ante las oficinas de Indeci Puno, así como las sugerencias que ha hecho llegar Defensa Civil, esperando que lo más pronto posible el gobierno tome cartas en el asunto y solucione este grave problema”, señaló.

Valeriano reiteró que las zonas rurales, donde habita la gente más humilde y mucha de ella en extrema pobreza, las pérdidas alcanzan el 100% incluyendo los derrumbes de viviendas y galpones de pasto forraje. Además, dijo, el ganado, una de sus principales actividades, cada vez está más propenso a enfermar de neumonía porque se encuentra prácticamente bajo el agua del río que ha llegado sobrecargado.

Manifestó que la cordillera aún está llena de nieve, y con las lluvias torrenciales amenaza con caer sobre los ríos y sacarlos de sus cauces.

Finalmente comentó que esperan la ayuda de todos sus compatriotas, así como el apoyo necesario de los gobiernos regional y Central a través de maquinarias, equipo, alimentación, frazadas, abrigos, y todo lo que se requiere en estos casos.