PROYECTO SAMI: PRÁCTICAS DE CUIDADO INFANTIL SON FUNDAMENTALES PARA EL DESARROLLO DE LOS NIÑOS

Redacción 10 de septiembre del 2019 - 5:27 PM

Coordinador del proyecto SAMI, a cargo de la Organización No Gubernamental (ONG) SUMBI, Julio Andrade, calificó como “clave” el apoyo del sector privado para el éxito de las prácticas de cuidado infantil, principalmente en las áreas menos favorecidas del país.    

RCR, 10 de septiembre 2019.- Las prácticas de cuidado infantil, aplicadas por la familia y dirigidas principalmente a la primera infancia, son fundamentales para el desarrollo de los niños, afirmó el coordinador del proyecto SAMI, a cargo de la Organización No Gubernamental (ONG) SUMBI, Julio Andrade.

“Es un tema muy importante, ya que el trabajo del Estado y de las demás organizaciones que trabajamos a nivel distrital, aparte del cuidado de la salud y la protección, son las prácticas de cuidado infantil”, subrayó.

El proyecto “Fortalecimiento del desarrollo integral de la primera infancia de Antauta (provincia de Melgar) y Ajoyani (provincia de Carabaya) 2017 – 2019”, o conocido también como Proyecto SAMI, contribuye a generar mejores niveles de desarrollo humano en los distritos puneños de Antauta y Ajoyani.

Así, se espera lograr que los niños y niñas de Ajoyani y Antauta sean atendidos integralmente por sus familias, por los servicios sociales, de salud y educativos; a través de estrategias pertinentes y articuladas lideradas por el Gobierno Local y con el respaldo de la participación comunitaria, de tal forma de asegurar su desarrollo infantil temprano (DIT).

Andrade explicó que las prácticas de cuidado infantil se subdividen, a su vez, en dos aspectos claramente diferenciados, pero igualmente complementarios entre sí como son: las prácticas de salud y las prácticas de aprendizaje. 

“Como Estado y actores sociales, todo el Perú está alienado, en estos momentos, a la política pública “Primero la infancia”. Y ésta se establece la importancia de estas prácticas de cuidada infantil”, apuntó.  

Indicó que las prácticas de Salud corresponden a todos aquellos cuidados que brinda la familia a los menores como las vacunas, el control de crecimiento y desarrollo de los niños, la suplementación en base a hierro, la lactancia, entre otros.

“Son todas estas prácticas que la familia, junto con el apoyo de los Centros de Salud, dan a los niños”,        

Dijo que en segundo lugar están las prácticas de aprendizaje, las cuales incluyen tres aspectos vitales para los menores: la comunicación es decir que los padres tengan una comunicación verbal con sus niños. La interacción positiva con los menores, que los padres respondan a sus necesidades de cariño y afecto. Y el juego, que garantiza que las familias brinden las condiciones  para que los niños jueguen.  

Refirió que el cumplimiento adecuado de ambas prácticas de cuidado infantil es determinante para un exitoso crecimiento físico y un desarrollo cognitivo del niño.

“Ya que si solo nos centramos, como padres, en la parte física del niño, podemos lograr bastante, pero no vamos a conseguir el desarrollo integral. Es decir, la parte emocional, intelectual, comunicativa… para poder desarrollar integralmente al niño es clave desarrollar las prácticas de aprendizaje”, puntualizó.

Apoyo clave   

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Andrade calificó como “clave” el apoyo del sector privado para el éxito de las prácticas de cuidado infantil, principalmente en las áreas menos favorecidas del país.    

“El rol de la empresa privada es clave. Es un actor que ayuda, a través de estos proyectos, a que se cubran estas brechas, donde a veces el Estado no llega constantemente. Nosotros (participamos) como proyecto SAMI y aliado estratégico de MINSUR”, enfatizó.

Recalcó que todas estas son parte de una política pública del Estado peruano, liderada por los gobiernos locales y el apoyo de los demás actores sociales y empresariales, y –anotó- “en sinergia con todos los actores, hacia lograr el objetivo que es mejorar el desarrollo infantil de los niños”.

Indicó que el objetivo es que las familias de los sectores inmersos principalmente en la base de la pirámide social. mejoren sus prácticas de cuidado de los niños.  

“En este esfuerzo conjunto, nosotros también nos sumamos. Porque en este tema de las prácticas y cuidados hacemos sinergia con una estrategia que se llama: visitas domiciliarias. Porque en todas estas prácticas de cuidado y aprendizaje, no se trabaja solamente con charlas o reuniones. Hay que hacer un seguimiento a las familias”, especificó.  

Escuchar entrevista…