PRODUCCIÓN Y EXPORTACIONES DE CACAO SE HAN EXPANDIDO EXPONENCIALMENTE EN ÚLTIMOS 20 AÑOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Director nacional de la Alianza Cacao – Perú, José Iturrios, informó también que el Perú mantiene unas 120 000 hectáreas cultivables de cacao en producción, en las que participan unas 90 000 familias dedicadas al cultivo de esta planta que, a la vez, generan puestos de trabajo  directos a igual número de productores, pero, además, para gente que se emplea.  

RCR, 29 de enero 2019.- La producción nacional y las exportaciones de cacao se han expandido exponencialmente en nuestro país en los últimos dos decenios, al punto de decuplicarse, en el primer caso, y multiplicarse, en el segundo, destacó el director nacional de la Alianza Cacao – Perú, José Iturrios.   

“Si vemos en Perú en el año 2000 y en el 2018, nuestro país producía unas 10 000 toneladas en el año 2000 mil; y el año antepasado hemos estado produciendo más de 110 000 toneladas. O sea, el crecimiento ha sido fabuloso. Y el Perú es un exportador neto de cacao. En el año 2000, el Perú exportaba apenas 40 toneladas de cacao. Y el año pasado el Perú ha exportado unas 80 000 toneladas, entre grano y productos terminados”, especificó.

En ese contexto, recalcó que nuestro país es apenas un productor pequeño de cacao, en el mundo, con apenas algo más de 110 000 toneladas, en un mundo que produce más de cuatro millones y medio de toneladas.

“Entonces, para destacar en ese mercado mundial tenemos que trabajar conjunta y colaborativamente para poder destacar allí. Y tenemos con qué. Somos el país cuna de la biodiversidad de cacao, donde se originó el cacao, y eso lo queremos convertir en una ventaja competitiva para hacernos más sólidos en el mercado”, puntualizó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Iturrios informó también que el Perú mantiene unas 120 000 hectáreas cultivables de cacao en producción, en las que participan unas 90 000 familias dedicadas al cultivo de esta planta que, a la vez, generan puestos de trabajo  directos a igual número de productores, pero, además, para gente que se emplea.   

“Nosotros hemos hecho una encuesta entre nuestros productores de cacao, y el 40 % de su ingreso es (proveniente) del cacao; el 20 % de otros cultivos y 40 % son ingresos por trabajar fuera de la parcela. Y el cacao es un producto que todo el año está produciendo. A diferencia del café, que tiene concentrada su producción en una época de años, el cacao produce prácticamente diez meses al año”, aseveró.     

Asimismo, refirió que el éxito y posicionamiento del cacao se da por una serie de factores, que van desde su multiplicidad única de cultivos en un año, hasta su posición como zona de origen de este cultivo. 

“Hay varias ventajas del cacao y por eso ha sido tan exitoso. En primer lugar, el cacao es producto que cada quince días uno lo cosecha. Es como tener un empleo que te paga quincenalmente. El Perú tiene hoy una productividad de 700 kilos por hectárea, que es una de las más altas del mundo. Somos la zona de origen del cultivo del cacao. En el Perú se produce cacao en 16 regiones de las 25 que tenemos: costa, ceja de selva y selva baja. O sea, el Perú es el hábitat natural del cacao, y se ha adaptado muy rápidamente”, especificó. 

A pesar de estos logros, Iturrios señaló que la producción del cacao nacional debe afrontar muchos retos, especialmente en el ámbito internacional, con la exportación de este importante producto nacional de bandera.

“Queremos contrarrestar un problema que hemos detectado desde hace algún tiempo. Ya mencionamos que en el mundo se producen más de cuatro millones y medio de toneladas de cacao, de las cuales más de tres millones se producen en Africa. Costa de Marfil produce millón y medio de toneladas y Ghana produce hasta un millón de toneladas. Entonces, el precio está determinado por la producción de África, y allí los costos son mucho más bajos. Entonces, a dos dólares el kilo el precio de bolsa, puede que sea un negocio para ellos, que tienen costos menores”, detalló.  

Diferenciación en producción del cacao para impulsar exportación

En ese contexto, expresó que la única manera que tiene Latinoamérica para sobrevivir a un mundo donde los precios bajos son impuestos por la producción africana, es la diferenciación.

“Y el Perú ha empezado este camino de diferenciación hace diez años, mediante el esfuerzo de muchas cooperativas como Acopagro, Norandina y otras más. Y empezó a certificar su cacao como orgánico y Fairtrade. Perú es el primer país exportador mundial de cacao orgánico faitrade, de manera conjunta. Y el segundo país exportador mundial como orgánico”, enfatizó.  

El director nacional de la Alianza Cacao – Perú refirió entonces que en esta perspectiva es que se enmarca el lanzamiento de la campaña «Manejo integrado de plagas: por un cacao peruano libre de herbicidas y plaguicidas», que permita el ingreso de este fruto a Europa, por parte de ADEX, la Asociación Peruana de Productores de Cacao, USAID y la Alianza Cacao Perú.

“Reunidos en ADEX dijimos: ofrezcámosle a los productores otro método para combatir las plagas, incluidas las malezas y las enfermedades del cacao. Entonces, se ofreció un manejo integrado de plagas para el cacao.

El manejo integrado de plagas para el cacao es un conjunto de metodologías para combatir las plagas del cacao, respetando el medio ambiente y reduciendo el uso de agroquímicos que lo contaminan”, apuntó.

De otro lado, Iturrios explicó que la Alianza Cacao – Perú es un esfuerzo del sector privado de la cadena de valor del cacao y el chocolate, apoyada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que tiene como objeto mejorar la competitividad de dicha cadena de valor, a fin de hacer sostenible los esfuerzos que el gobierno peruano y USAID han desarrollado en las zonas de desarrollo alternativo para cambiar los cultivos ilícitos, como la coca, por uno lícito.

“Y el cacao ha sido el vehículo más exitoso para ese cambio”, apuntó al tiempo de indicar que la       alianza integra a sectores privados, exportadores, cooperativas, así como también al ecosistema que lo rodea, llámense proveedores de financiamiento, e insumos y chocolateros nacionales e internacionales.     

“Es un esfuerzo de toda la cadena de valor para hacer sinergia y hacer lo que nosotros llamamos un modelo de negocio cooperativo, colaborativo y asociativo”, anotó. 

Ver entrevista…