Prevén que Maduro podría terminar ajusticiado como Gadafi

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Analista Rodríguez Mackay sostiene que la comunidad internacional debe redoblar su presión contra dictadura en Venezuela.

RCR, 3 de septiembre de 2016.- Empezó la cuenta regresiva sobre el destino del autócrata de Venezuela Nicolás Maduro y con el agravamiento de la situación social en su país finalmente este corre el riesgo de terminar ajusticiado como el dictador libio Muamar el Gadafi, sostuvo el analista internacional Miguel Ángel Rodríguez Mackay.

En entrevista a RCR, Red de Comunicación Regional, el analista destacó la multitudinaria manifestación de protesta ciudadana contra el régimen de Maduro en la ciudad de Caracas, rechazo que podría escalar a un escenario cruento en un país flagelado por la falta de un estado de derecho e incompetencia de gobierno.

Maduro, recordó, se mantiene en el poder porque mantiene las riendas sobre las fuerzas armadas –no obstante que hubo disidencias- y el control de las milicias (chavistas) de la periferia de Caracas, razón por la cual no se prevé su retiro del poder a corto plazo.

Criticó, que Maduro se va a mantener en una posición recalcitrante porque no entiende sobre nociones de voluntad popular, ejercicio democrático de gobierno, alternancia del poder, estado de derecho e institucionalidad democrática.

Sin embargo, observó, el autócrata está convirtiendo a su país en una bomba de tiempo y ya empezó el comienzo del fin de sus días en el poder.

Para tal efecto, sostuvo que es necesario redoblar las presiones internacionales para la salida voluntaria de Maduro porque sin la influencia externa va a ser difícil llegar a un desenlace rápido a favor del pueblo venezolano, tal como lo ha comprendido el líder opositor Henrique Capriles.

Dijo, que la comunidad hemisférica a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) debe tomar posición, activar el Artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana que el secretario general de la OEA Luis Almagro instó convocar para la evaluación de lo que sucede en Venezuela (que podría derivar en la suspensión de Venezuela de esta organización y posteriormente sanciones económicas) porque sólo con la acumulación de presiones se podrá terminar con la dictadura en ese país.