PRESIDENTE SAGASTI QUIERE CONTROLAR POLÍTICAMENTE A LA PNP PARA FAVORECER CANDIDATURA DE JULIO GUZMÁN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 09 de Diciembre 2020 .- José Luis Gil Becerra, exjefe de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior, dijo que el presidente Francisco Sagasti quiere controlar políticamente a la Policía Nacional del Perú y el aparato de todo el Estado para favorecer la candidatura presidencial de Julio Guzmán, líder del Partido Morado. Consideró que nombrar a un comando policial violando la Constitución y las leyes es un hecho criminal y los responsables terminarán en la cárcel.

“No hay garantía de que este partido que ahora ha copado el Gobierno nos vaya a dar unas elecciones limpias. No estoy convencido de que vaya a haber elecciones limpias. Esta forma de entronizarse, esta forma de copar, de tomar el poder y el control es una forma dictatorial, la forma como ha actuado la señora Bermúdez con el general Cluber Aliaga es un tufillo dictatorial que los peruanos debemos tomar en cuenta. Es lamentable que nos den una cara y hagan otra cosa, sabiendo que están contra la ley”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Indicó que “el Ministerio del Interior es la fuerza pública, es aquella que pone el orden en las calles”. “Ellos quieren el desorden, porque ellos en el Gobierno teniendo la pluma en la mano para resolver los problemas, ganan réditos políticos, ganan las elecciones, están trabajando para Julio Guzmán, para que Julio Guzmán continúe y sus políticas continúen. Esta es una estrategia política y es lamentable para el país”, aseveró.

“Quieren manejar políticamente la fuerza pública, quieren convertirla en una policía política, quieren traer ejemplos de otros países, para manejarla. La intención es debilitar a la fuerza pública para que no restablezca el orden ahí donde se altera el orden público. Ellos saben que debilitando a la fuerza policial todos los conflictos sociales que hay en el país se activan. Los conflictos sociales no están permanente activos, porque hay fuerza pública”, afirmó.

Señaló que “una minoría política hoy es la que domina el país, como es el grupo de los morados”. “Y lo digo abiertamente porque es escandaloso como este pequeño grupo político, con ciertas habilidades dirigidas por el señor Gino Costa, secundados por el inefable señor Carlos Basombrío, Rubén Vargas y toda esta manchita, ha atrapado al señor Sagasti y lo ha inducido al error”, manifestó.

“Una minoría hoy maneja el país y a esta minoría a través de los 105 congresistas que votaron le encargaron los siguiente: llévennos a un proceso limpio hacia el 2021, ayúdenos en este proceso a que la salud de los peruanos mejore y que la segunda ola no nos termine consumiendo, y asegúrese que ya no nos estén robando en las calles. Este pequeño grupo hace todo lo contrario de lo que se le ha pedido, quiere hacer reformas, con palabras engoladas de que esta reforma va a sentar bases para el futuro. No, lo que están haciendo es meterle la mano a la fuerza pública”, recalcó.

“Ellos han querido pasar la aprobación del voto de confianza, han puesto a un general que es un líder en la Policía y que es doctor en Derecho, lo han usado sabiendo que su posición como hombre de derecho es una posición institucionalista y por eso es que la premier Bermúdez no le permitió hacer cambios hasta sacarlo y por eso duró cinco días. Para mi es una maniobra del Gobierno el haberlo puesto, haberlo utilizado, para pasar el voto de confianza, porque con Rubén Vargas no iban a pasar, se iban a traer abajo a todo el gabinete”, subrayó.

Responsables terminarán en la cárcel

Gil Becerra expresó que “la Policía Nacional va a mantenerse disciplinada y va a obedecer, porque es parte de su reglamento”. “Vamos a usar los canales que existen, ahí está la Justicia, los generales están presentando su documentación y van a regresar. Van a regresar con este o el siguiente gobierno, creando un grave problema administrativo en la Policía. Aquellos que perpetraron este hecho criminal respecto a la Constitución y las leyes terminarán en la cárcel, el señor Vargas, el señor Cervantes, los que han aceptado el cargo ilegalmente. Si hay tribunales internacionales, ahí tendrán que ir los generales también”, dijo.

“El ministro José Elice es un ministro express que lo han sacado debajo de la manga, de los escritorios de Palacio”. “El hombre seguro es un buen profesional y como buen profesional es un mal ministro del Interior, porque nunca ha sabido el tema de la seguridad nacional que es un tema muy complejo. Están cambiando a alguien que no se puede manejar como Cluber Aliaga, con alguien que sí se puede manejar como José Elice. Ahí estamos notando la mano de este grupo oscuro con esta voracidad por ayudar a Julio Guzmán, como es Gino Costa y compañía”, indicó.

“Gino Costa tiene mucha cercanía al Gobierno, está en todos los instantes y todos los momentos. No olvidemos que el nuevo ministro del Interior es un primo de él, no olvidemos que son familiares con el señor Basombrío también. No olvidemos que todo este grupito viene desde hace muchos años tratando de entrar al poder. A Gino Costa lo hemos visto con varios gobiernos, porque tiene hambre de poder. El señor Gino Costa está permanentemente expresándose mal de la Policía, diciendo que si no hay muertos no hay Policía. Estos personajes nefastos para el país quieren tomar el poder y el control y eso debemos evitar”, apuntó.

“Yo espero que en la Dirección Nacional de Inteligencia no sea alguien del Partido Morado, porque controlar la Inteligencia nacional, controlar el Ministerio del Interior, controlar la Presidencia del Consejo de Ministros, es controlar casi todo el aparato del Estado en función de las próximas elecciones. Eso ya es demasiado. Invocar al presidente que no es malo retroceder, no se va a caer el mundo, señor Sagasti, si usted reincorpora a estos oficiales, releva al comando espurio, y verá como la Policía Nacional va a trabajar firme y lo va a llevar a gobernar”, observó.

“La gente tiene absoluto derecho a protestar, tiene absoluto derecho en manifestarse, pero pacíficamente. Ahora diezmando a la fuerza pública, hacen que se activen los conflictos sociales y eso es lo que tenemos hoy día innecesariamente. La única forma, la púnica explicación que hay para que ellos estén haciendo esto es que tienen en agenda que se activen los conflictos sociales y comienzan a resolverlos y eso les da réditos políticos para el 2021”, comentó.

“Van a comenzar a ‘resolverlos’ rápidamente sin consultar a las partes como en el conflicto de Ica. El hecho es que no se pueden estar firmando acuerdos ni haciendo leyes cada vez que hay una algarada. En los últimos 30 años hemos comprometido 17 mil millones de dólares en esos compromisos en las mesas de diálogo, cosas que no hemos podido cumplir, porque algunos gobiernos se allanaron por razones ideológicas, políticas, pero al final les crean un problema mayor, porque como no se realizaron con el estudio técnico que corresponde y de una forma pacífica, sin presiones por grupos de la calle y la violencia, no van a tener buen resultado”, precisó.

Gobierno maneja discurso de odio contra la Policía

Explicó que “este pequeño grupo de progresistas liderado por el señor Gino Costa no tiene masa, no tiene gente, no han ganado las calles, son políticos de balcón. “Con estas actividades primero le ponen todos los motes a la Policía, asesinos, corruptos, desorganizados, ignorantes. Todo ese discurso de odio que han generado, ahora la población dice sí, están luchando contra la corrupción y si tiran abajo a 15 generales y comienzan a resolver los conflictos”, agregó.

“Y como el señor Sagasti todavía pertenece al Partido Morado, ha puesto a su ministro morado. Solo han cambiado de ministro, el general Carlos León Romero, que indignamente continua en el puesto de viceministro del Interior, traído por Rubén Vargas, sigue manejando el Ministerio del Interior, trayendo funcionarios progresistas, es un copamiento. Los peruanos nos hemos dejado dominar por una minoría”, resaltó.

Mencionó que “hay una situación muy convulsionada en el país y la pita suele romperse por el lado mas débil, pero aquí tenemos un problema político ligado al problema policial y al problema de la seguridad interna del país”. “Este problema político viene siendo trabajado por sectores radicales, de alguna forma vienen ganando réditos aquellos que por años creen que la Policía Nacional es su enemiga”, remarcó.

“Anímicamente, en la relación que tengo con muchos oficiales y suboficiales a nivel nacional es de una gran desazón, pero son disciplinados, no pueden ejercer este derecho que tenemos todos de hablar y protestar. Esperan que los que estamos afuera lo hagamos. Yo no voy a inducir ni pedirles a mis compañeros de la Policía Nacional que vayan a la huelga, que hagan brazos caídos, eso sería irresponsable de mi parte”, puntualizó.

“Eso sería atizar la conflictividad social, porque hay otros caminos, hay el camino legal, el camino político, el camino mediático, el camino de la responsabilidad social y hay el camino de la conciencia que debe tener el presidente de la República y este gobierno está llevando a una crisis tremenda a la Policía Nacional. Están obedeciendo al general Cervantes solo por disciplina, no porque lo consideren un líder. Cuando alguien te sigue por disciplina, mañana te puede dejar. No han entendido todavía. Nadie saldría con el general Cervantes a una operación a entregar la vida, porque saben que no es leal a su institución”, acotó.

Ver entrevista…