En Vivo

PRESIDENTE CASTILLO Y SUS FUNCIONARIOS TIENEN LA OBLIGACIÓN MORAL DE TRANSPARENTAR SUS ACCIONES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 30 de Noviembre 2021 .- Vicente Alanoca Arocutipa, antropólogo aimara y doctor en derechos humanos y desarrollo, sostuvo que el presidente Pedro Castillo y sus funcionarios tienen la obligación moral de transparentar sus acciones. Precisó que, si el Gobierno continúa ocultando lo que hace, corre el peligro de seguir cayendo en la aprobación popular.

“El presidente y sus funcionarios tienen la obligación moral de transparentar e informar quienes están pidiendo y cuáles son las condiciones. Si él lo está haciendo de manera oculta y no tan transparente como debería ser, no tiene más tiempo que estar ahí y va a caer por su propio peso. Lo interesante es aclarar y dar a conocer por los medios de comunicación”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que la desconfianza hacia el gobernante puede aumentar si no aclara sus acciones. “Si no informas, no das a conocer tus acciones. Uno puede sospechar que oculta algo. Es un error y sus asesores deben darle otra orientación al presidente. Este temor se evidencia como una suerte de ignorancia y desconocimiento. Tiene que recuperar su palabra de maestro”, indicó.

“Esta actitud de su exsecretario general, el mismo señor debe aclarar por la salud del presidente y del país, hay que saber responder a las promesas electorales que da confianza. Mas allá de la vacancia y de la disolución del Congreso, el Perú no debe parar. Eso también lo debe entender por la derecha, porque cree que representa al país, pero esta gente que pide la vacancia no representa al país”, expresó.

También dijo que el problema de la vacancia o la cuestión de la incapacidad es una fachada que esconde otros intereses. “Los desaciertos garrafales que se están cometiendo desde el Ejecutivo son aprovechados. No podemos ser ingenuos de cosas evidentes como Odebrecht y los gobernadores regionales que están presos por corrupción. Se debe replantear el arte de gobernar en este Bicentenario”, afirmó.

“La forma en que se ha elegido (ministros), revela no se tiene una visión clara de lo que podría ser el Perú en 30 años y eso es una limitante. Hay personajes interesantes, pero hay gente que no tiene las condiciones de pensar el país. Estos desaciertos están siendo aprovechados para insultar al presidente. El tema no solo es la incapacidad del presidente, sino que detrás de eso se ocultan intereses económicos. En los últimos 30 años los presidentes están coludidos en grandes hechos de corrupción y esto se reproduce en las regiones”, subrayó.

Enfatizó que el arte de gobernar debería estar encarnado en todos nosotros. “Hay que asumir desde la cotidianeidad, hay fiscales probos, hay jóvenes que se preparan en las universidades bajo ese marco de la corrupción, a veces cae en esta trampa. Tenemos que trabajar el tema de la educación en las calles. Por ejemplo, los partidos se han organizado como clanes de poder y eso nos aleja de la política. Eso no puede pasar en el país”, remarcó.

Comentó que todos tenemos una lectura de lo que pasa en el país y hay algunos que tienen una lectura descontextualizada de refundar el país bajo los cánones de una lectura de hace 70 años. “Eso ha sido renovado en otros contextos, eso ya ha cambiado. Ahora desde el lado de la derecha, eso de aprovechar los desaciertos para hacer la peor figura de un profesor. La única arma para cortar los velos del racismo es la educación”, dijo.

Expresó que el Perú nació corrupto como Estado bajo algunos clanes, pensando que el Perú era Lima y las otras ciudades o regiones no eran el Perú. “En ese proceso histórico de brechas y racismo se han ido construyendo algunos clanes de poder. Hoy hemos llegado a una suerte de dos grupos marcados bajo la bandera de la democracia. La segunda vuelta nos ha presentado un escenario donde no solo está en agenda el interés nacional, sino otros intereses”, observó.

Ver entrevista ….