En Vivo

PRESIDENTA DE PODER JUDICIAL INSPECCIONA DAÑOS A SEDES JUDICIALES DE HUANTA TRAS VIOLENTAS MANIFESTACIONES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Poder Judicial

Magistrada Elvia Barrios Alvarado refiere que los afectados son los propios usuarios de la localidad.

La presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios Alvarado, constató esta mañana los graves daños a la infraestructura, mobiliario y expedientes causados en dos sedes judiciales de la localidad de Huanta, Ayacucho, tras las violentas manifestaciones realizadas el último viernes.

Barrios Alvarado llegó muy temprano a la ciudad de Huamanga y de inmediato se trasladó hasta la localidad de Huanta, a fin de verificar la magnitud de los destrozos ocasionados por la turba que atacó los locales del Módulo Penal y el Módulo Básico de Justicia donde funcionan los juzgados civiles.

En declaraciones a la prensa, Barrios Alvarado expresó que los perjuicios son cuantiosos, significativos y señaló que las personas que provocaron esta situación han afectado los intereses de la propia población del lugar.

“Es una población que se ha levantado de manera violenta, reprochable, y al final ha provocado un perjuicio a los propios usuarios del servicio de justicia de esta localidad, pero tenemos que seguir adelante”, añadió.

Señaló que fueron incendiados expedientes judiciales de procesos que siguen los propios lugareños, quienes finalmente son los afectados, entre ellos casos de alimentos.

Indicó, incluso, que en el Módulo Básico de Justicia se afectó un archivo donde los litigantes requerían copias certificadas de los expedientes resueltos y de los procesos en trámite.

Destacó la acción preventiva del presidente de la Corte de Ayacucho, quien en previsión del ataque antes logró rescatar algunos expedientes y ponerlos a buen recaudo.

“Pero tenemos que hacer un inventario judicial, lo que tenemos que hacer es cuantificar los daños, ver las necesidades”, añadió.

Cabe destacar que la violenta reacción de los pobladores contra las sedes judiciales y de otras instituciones ocurrió debido a que el Ministerio Público dejó libres a tres adolescentes presuntos responsables de un crimen,