POLICÍA DETUVO A DOS ADOLESCENTES ACUSADOS DE HABER ASESINADO A OTRO MENOR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario Voces 

Un nuevo hecho escalofriante ha causado conmoción en la población de Moyobamba, la noche del viernes 1 de febrero, la Policía Nacional detuvo a los menores de edad de las iniciales YTPR (16) y CH MCG (16) acusados de haber robado un mototaxi, asesinado a cuchilladas y arrojado el cuerpo de Junior Obo Torres (17) a las aguas del río Mayo desde el puente Motilones ubicado cerca de la localidad de Santa Catalina.

Obo Torres salió de su domicilio a las 5 de la tarde del jueves 31 de enero a bordo de su motocar, sin embargo, al no regresar sus familiares en horas de la mañana del viernes pusieron la denuncia en la Comisaría siendo buscado intensamente.

Fue a las 8:00 de la noche del mismo viernes que la enamorada del menor, quien se encuentra gestando, al interior de un taller de motos ubicado en el barrio de Lluyllucucha, logró divisar que un vehículo con las características del mototaxi que conducía su pareja venía siendo desmantelado, comunicando de inmediato a las autoridades policiales, quienes junto a la representante del Ministerio Público, Dra. Nancy Becerra, realizaron la intervención, donde se corroboró que algunas partes del vehículo extraviado ya habían sido colocadas en otras mototaxis.

En el lugar también se encontró a dos menores que ante la intervención mostraron nerviosismo y, tras ser interrogados, confesaron que ellos habían hurtado el vehículo de Junior Obo Torres, luego de haber tomado una carrera hacia el distrito de Yantaló, servicio por el cual ofrecieron pagar a su víctima 25 soles; sin embargo, a la altura de la Asociación de Vivienda Alto Mayo, desviaron al conductor hacia la carretera que conduce al puente Motilones donde además confesaron haberlo asesinado a puñaladas para luego llevar el cuerpo a arrojarlo al río Mayo.

Los menores confesos del cruel asesinato, se encuentran en manos de la Fiscalía de Familia. Mientras tanto, al cierre de esta nota, a pesar de los denodados esfuerzos que hacen los familiares con el apoyo de la compañía de Bomberos, personal policial, Serenazgo, Defensa Civil (INDECI) y personal especializado en buceo, el cuerpo de Junior Obo Torres aún no ha sido encontrado.

En cuanto a los móviles del crimen, se manejan dos hipótesis; la primera basada en el robo de la mototaxi, para lo cual los asesinos habrían decidido acabar con su víctima luego que éste, los había reconocido e impuso resistencia. Pero también se sospecha que el crimen tendría que ver con un acto de venganza por problemas generados al interior de las llamadas “barras bravas” de la cual Junior Obo Torres era integrante según lo muestran algunas imágenes colgadas desde su cuenta de Facebook y versiones de sus propios amigos.