PODER EJECUTIVO Y EL CONGRESO PUEDEN SUPERAR IMPASSE POR ADELANTO DE ELECCIONES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Constitucionalista, Ángel Delgado Silva, manifestó también que el Parlamento puede destituir al presidente Martín Vizcarra, si éste último disolviese al Legislativo por considerar rechazada una cuestión de confianza presentada para la aprobación de su proyecto de reforma constitucional sobre el adelanto de elecciones generales, al 2020.        

RCR, 27 de agosto 2019 .-  El grupo de abogados constitucionalistas considera que sí existe la posibilidad de llegar a acuerdos mínimos entre el Poder Ejecutivo y el Congreso, que supere el entrampamiento existente por la propuesta de adelanto de elecciones generales y evite, o una eventual vacancia presidencial, en el caso del primero, o su disolución, en el caso del segundo, estimó el constitucionalista, Ángel Delgado Silva.

“Eso es lo que nosotros planteamos. Nosotros señalamos que sí. Primero, estableciendo las competencias de cada uno. Reconocemos que tiene el presidente para presentar una idea. Pero la idea de aprobación tiene que ser hecha por el Parlamento, en materia constitucional. Y allí no hay no hay vuelta que darle. Lo contrario es dar un golpe de Estado”, subrayó.

A su juicio, estimó que lo que debe suceder, respecto a este entrampamiento de competencia de instancias, “es que se den las condiciones para que ambos poderes tengan la madurez y capacidad para ponerse de acuerdo, y llegar a buen puerto hasta el año 2021, y hacer la transferencia de gobierno, como corresponda y dicta al mandato constitucional”.

En ese sentido, sostuvo que el comunicado, suscrito por él y un grupo de abogados constitucionalistas, y que cuestiona la propuesta gubernamental de una reforma constitucional que acorte el actual mandato y adelante las elecciones generales del 2021 al 2020, “quiere llamar la atención del país sobre la importancia que ha tenido para todos nosotros haber reconquistado la democracia, luego de periodos de oscuridad para la libertad y los derechos fundamentales de las personas, que aparejaban los gobiernos autocráticos”.

Pronunciamiento de abogados constitucionalistas

El documento, que lleva las firmas de expresidentes del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Álvarez, Víctor García Toma y Óscar Urviola, considera que un adelanto de elecciones afectaría los derechos políticos «a elegir y ser elegidos».

Asimismo, señala que se estaría creando un «grave precedente» de interrupción de los plazos de Gobierno establecidos en la Constitución, la cual habla de cinco años.

“La Constitución es la que regula el ejercicio del poder político. Sin una Constitución, el poder se desbordaría, y en ese desborde se podría perjudicar el derecho de las personas y ciudadanos que estamos sometidos, en un régimen político, a la autoridad de ese poder. Justamente, la Constitución es nuestro parapeto que evita que el poder se exceda y nos cause daño y perjuicio”, argumentó el analista político.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Delgado manifestó también que el Parlamento puede destituir al presidente, Martín Vizcarra, si éste último disolviese al Legislativo por considerar rechazada una cuestión de confianza presentada para la aprobación de su proyecto de reforma constitucional sobre el adelanto de elecciones generales, al 2020.

“Yo creo que una decisión de ese tipo debe ser rechazada por el Congreso. El Congreso, en ese momento, puede aplicarle a (Martín) Vizcarra el artículo constitucional que habla que ha hecho un  cierre indebido del Parlamento y destituirlo. Y se va preso. Y allí el Tribunal Constitucional tendría quizás la última palabra, (pues) ahí se ve una situación de hecho donde dos poderes se desconocen mutuamente”, apuntó.

Sostuvo que lo contrario sería pensar que nuestro régimen constitucional, que se supone democrático, tiene cláusulas que permiten a un personaje, o a un poder, avasallar a todos los demás.

“¿Por qué no dice el presidente de la República que se haga cuestión de confianza porque quiere que el Poder Judicial sancione o condene a fulano o zutano? Y como la Corte Suprema, que tiene su propio criterio, (no acepta) mañana yo cierro el Poder Judicial. Exactamente, eso es lo que está haciendo con el Parlamento… Ese tipo de lógica, es una lógica prepotente que no respeta la separación de poderes”, arguyó.

El presidente no tiene poder constituyente y “no puede cambiar las reglas de juego”

Insistió en que si el Congreso no está acuerdo con la propuesta de reforma constitucional de adelanto de elecciones, el presidente no puede presentar una cuestión de confianza sobre la misma, “ya que no puede cambiar las reglas de juego”.

“El presidente de la República no tiene poder constituyente. Por eso es que el artículo 2026 dice: el presidente no puede observar las leyes de reforma (constitucional). Puede presentar una propuesta, pero la reforma en sí no puede ser observada”, anotó.

Tras indicar que el poder constituyente y la posibilidad de transformar las reglas de juego, es una potestad del pueblo, expresó que si el presidente está interesado en reformar sustancialmente la Constitución política, no puede usurpar ese poder popular, sino convocar a una Asamblea Constituyente para ésta proceda a reformarla.

“Que el presidente asuma esas facultades que le corresponden inherentemente al pueblo, es una usurpación. Y eso es mucho grave que lo que hizo el señor Fujimori. El señor Fujimori hizo un golpe de Estado, pero no se ocurrió a él, desde el gobierno, modificar la Constitución para reelegirse, por ejemplo. Pero este señor Vizcarra es tan prepotente que él, directamente, con sus ministros, quiere cambiar la Constitución y quiere recortar el mandato… ¿Qué significa eso? ¿Eso no es dictadura? ¿Eso no es lo que hicieron (Hugo) Chávez y (Adolf) Hitler?”, adujo.

Si Vizcarra disuelve el Parlamento tendrá que cambiar de gabinete 

Dijo que en el caso hipotético que el presidente disolviese el Legislativo por entender que, rechazada la cuestión de confianza por la desaprobación parlamentaria de su proyecto de reforma constitucional de adelanto de los comicios, le correspondería licenciar inmediatamente a su actual gabinete que preside su primer ministro, Salvador del Solar, y designar uno nuevo.

“Si eso es así, entonces hablemos de cualquier cosa o de fútbol. Pero ya no hablamos de democracia, de constitucionalismo, de respeto al derecho, porque estamos en otra cosa. El tema es que un estado democrático, la decisión de cerrar el Congreso se discute, porque el Parlamento no tiene porqué aceptar lo que unilateralmente el presidente quiere hacer”, remarcó.

Del mismo, modo, el jurista refirió que tampoco se puede imponer la vacancia presidencial por incapacidad moral de forma tan liberal como algunos creen, ya que –anotó- esa figura está sometida a un proceso.

“Porque si no en cualquier momento a mí se me ocurre:  vacancia del presidente. Y eso tampoco es así. Las instituciones democráticas, nacidas del voto popular, tiene una estabilidad que es fundamental para el cumplimiento de su ejercicio. Si eso pudiese ser modificado tan fácilmente, como algunos creen, dejaríamos de ser un Estado fundamentado en el Derecho”, puntualizó.

En otro momento, Delgado consideró que proponer el adelanto de elecciones generales, en las actuales circunstancias, “es abrir el paso a las posiciones sectarias” y radicales que desean “que se vayan todos” del poder.

“¿Queremos un mapa político girado totalmente a la izquierda, a partir de la destrucción de nuestra clase política, los partidos políticos y las instituciones democráticas? ¿Eso es lo queremos? Digámoslo así, entonces, para saber a qué estamos jugando… Ojalá que el señor Vizcarra no cumpla el papel de Luis XV o de (Alexander) Kerensky, y sea el que abra la puerta para que el Perú se vaya al abismo”, concluyó.