PODER EJECUTIVO PUEDE PRESENTAR CUESTIÓN DE CONFIANZA SI CONGRESO RECHAZA REFORMA CONSTITUCIONAL PARA ADELANTAR ELECCIONES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Expresidente del Tribunal Constitucional (TC), Oscar Urviola, estimó también que el presidente Martín Vizcarra, incurrió en una exageración con la presentación al Parlamento de su proyecto de reforma constitucional para adelantar las elecciones generales, al año 2020. 

RCR, 30 de julio 2019 .-  El Poder Ejecutivo está en plena facultad de presentar una eventual cuestión de confianza al Parlamento, en caso éste último rechazase el proyecto de ley de reforma constitucional del primero para el adelanto de las elecciones generales, al 2020, aseguró el  expresidente del Tribunal Constitucional (TC), Oscar Urviola.

“Es probable que lo haga porque no hay limitación con la legislación y jurisprudencia vigente respecto a los límites de la cuestión de confianza. Máxime si el Tribunal Constitucional ha ratificado que la cuestión de confianza es una herramienta del Ejecutivo”, subrayó.

Sin embargo, consideró a su criterio que la cuestión de confianza de ninguna manera puede estar ligada a una reforma constitucional.

“Lo sostengo ahora y he sostenido antes  ¿Y por qué razón? Porque si se hace una cuestión de confianza respecto a una iniciativa reforma constitucional, se estaría interfiriendo la competencia exclusiva y excluyente del Congreso para aprobar una reforma constitucional. Y, frente a la cual, el Ejecutivo ni siquiera tiene posibilidades de observarla porque así lo establece el artículo 206 (de la Constitución”, adujo.

En ese sentido, vaticinó que el Tribunal Constitucional acogería el recurso de conflicto competencial, formulado por la anterior directiva del Parlamento, para que el órgano de control de la constitucionalidad se pronuncie si una reforma constitucional puede estar vinculada a una cuestión de confianza.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Urviola estimó también que el presidente Martín Vizcarra, incurrió en una exageración con la presentación al Parlamento de su proyecto de reforma constitucional para adelantar las elecciones generales, al año 2020.

“Con todos los defectos que tiene este Parlamento, el no haber variado sustantivamente el tema de la inmunidad (parlamentaria) ¿es una causal para rasgarse las vestiduras y patear el tablero, como lo están haciendo? Yo creo que no. Había muchas salidas. Y las salidas estaban más bien en las personas, no en variar la Constitución y las instituciones. En las personas, establecer con bastante habilidad, fuentes de diálogo, concordia y debate para poder superar una crisis”, anotó.

El exmagistrado del TC explicó igualmente que la afectación del sistema democrático y constitucional, por parte de una propuesta legislativa, podría ser inconstitucional, en la medida que afecte el “núcleo duro” de la Constitución.

“Por ejemplo, a través de una reforma constitucional, proponer la variación del sistema de República unitaria. Eso es obviamente inconstitucional. Proponer, por ejemplo, el recorte de los derechos fundamentales. Habría que debatir si el periodo constitucional de cinco años, que garantiza la seguridad jurídica y la predictibilidad, es parte de ese núcleo duro. Si se puede adelantar o no las elecciones, como consecuencia de una coyuntura política. Eso lo va a debatir el Congreso”, especificó.

Escuchar Entrevista