PODEMOS PERU PROPONE FONDO SOBERANO PARA REACTIVAR A MICRO EMPRESAS INFORMALES AFECTADAS POR LA PANDEMIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 28 de Enero 2021 .- Carlos Anderson, jefe de plan de gobierno del partido Podemos Perú y candidato al Congreso con el número 3 por Lima, sostuvo que al Gobierno le falta decisión para impulsar medidas de apoyo económico a las empresas informales que han sido golpeadas por la crisis sanitaria y son las principales generadoras de empleo. Subrayó que estos negocios necesitan de un crédito especial para que puedan seguir produciendo y creando puestos de trabajo.

“Estamos proponiendo la creación de un fondo soberano de 1,000 millones de dólares, que sea un canal para que las microfinancieras, que son las que mejor entienden al sector informal de la economía, tengan recursos suficientes para prestarle al dueño de una ferretería, a la dueña de una cevichería, es decir a aquellos que no tienen acceso formal al créditoó”, explicó.

A través de Red de Comunicación Regional (RCR). dijo que las microfinancieras también están descapitalizadas, y el gobierno tiene que tener la decisión de solucionar este tema económico.

“El ministro Waldo Mendoza se la pasó diciendo que una segunda ola era virtualmente imposible, bueno pues, acá tenemos una segunda la, que ya parece un tsunami y no se han preparado”, sostuvo.

El economista propuso también extender el plazo de pago de los créditos del programa Reactiva Perú   para proteger a las pequeñas empresas y a las familias que perdieron sus empleos.

Señaló que “no hay necesidad de ser economista para entender que la situación del empleo que ya era mala va a ser terrible”. “El sector generador de empleo es el sector privado, pero esta golpeado y expresan incertidumbre y no habrá empleo suficiente y se necesita decisión de un gobierno que entienda que la prioridad además de la salud tiene que ser la creación de empleo, porque sin empleo no hay consumo, sin consumo la rueda de la economía no da vueltas”, afirmó.

“El Perú—aseveró—es un país informal que tiene pedacitos de formalidad y eso tiene que ver porque en los últimos 30 años se ha precarizado el empleo, se han dado incentivos al que no lo necesitaba, y se ha ignorado al sector informal, en lugar de darles incentivos para que se formalice. Por ejemplo, estamos promoviendo la creación del ruc universal. El que tiene ruc puede hacer uso del IGV que paga para tener un escudo fiscal y utilizarlo para tener un mejor nivel de ingresos”.

Crecimiento de 12% es un espejismo

Manifestó que “esa cifra de crecimiento de 10% o 12% es un espejismo”. “Nadie en su sano juicio puede esperar un crecimiento económico cuando las empresas están quebradas o endeudadas, cuando las familias no tienen mayores recursos y están condenadas a cumplir con el consumo más mínimo, bajo estas circunstancias, por más que el precio del cobre o el precio del oro estén en su parte más alta, eso no se traduce en un crecimiento de consumo, a una verdadera reactivación económica, eso es un engaña muchacho”, aseveró.

“Estamos trasladando a los ciudadanos mayores de 18 años para que tengan interés de reclamar facturas, para usar el 6% del IGV, la mitad de eso para su ahorro previsional, su ahorro para el retiro, y la otra mitad para la billetera fiscal y pueda pagar arbitrios. El informal también paga impuestos, el taxista que se compra un auto que le cuesta 5,000 dólares, cuando compra paga 900 dólares de IGV. Si tuviera un ruc universal, si pudiera convertirse en su propio empleador, podría tener beneficios. Mañana en caso de necesidad, como ahora, sería fácil trasladarle bonos porque todo estaría registrado. Todo esto existe en el resto mundo, pero acá vivimos en una edad oscura, nos ocupamos de la macroeconomía, pero no de las personas”, agregó.

Indolencia del gobierno produce indignación

“Quiero expresar mi indignación, porque resulta increíble que en un año después de iniciada la pandemia volvamos a donde estábamos en marzo del 2020. Eso es una muestra fidedigna del fracaso de la política de contención del gobierno de Martín Vizcarra como del actual gobierno morado de Sagasti. A mi me parece indolente que no se haya preparado para una segunda ola y lo peor es que no tenemos acceso a las vacunas como los demás países”, enfatizó.

“En el Instituto del Futuro—destacó—producimos un documento que era una encuesta de expertos, eso lo publicamos el año pasado, en setiembre, ahí estaba claro la inevitabilidad de una segunda ola. Yo me pregunto, como desde el gobierno, se pusieron a trabajar en una logística y evitar la muerte de peruanos por el coronavirus y por la muerte eventual de una crisis económica que no tiene fondo. Ya es hora que desde el gobierno entiendan la gravedad de la situación, porque hay gente que hoy día debe estar jalándose los pelos diciendo que va a hacer, esperando sentado un bono de 600 soles para una cuarentena de 15 días que quien sabe si se prolongará”.

“Hay que ser incompetente—subrayó—para no hacer desde el principio pruebas moleculares masivas y gastarse 28 millones de dólares en pruebas rápidas. Hacer el rastreo, identificación, aislamiento, nada de eso quisieron hacer. Ahora volvemos a la solución fácil, todos encerrados, y las familias que no tienen acceso a casas de playas y que no tienen acceso a ahorros, que van a hacer. Es increíble que tengamos gobernantes tan indolentes y tan incapaces”.

Ver entrevista ….