En Vivo

PIURANOS NO DEBEN CONFIARSE: LA COVID SEGUIRÁ RONDANDO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario el Tiempo de Piura 

Aunque la Diresa afirma que la situación está controlada, los especialistas exhortan a no bajar la guardia, pues las cifras muestran lo contrario.

Pese a que el Gobierno ha bajado a nuestra región de nivel muy alto a alto y -a partir de febrero- tendremos menos restricciones, las cifras reportadas por la Diresa (y recogidas por el Colegio Médico) muestran que la situación está lejos de mejorar: la pandemia no ha terminado y no podemos bajar la guardia.

Del 1 al 23 de enero, se reportaron 1.932 nuevos casos de coronavirus, lo que implica un promedio de 84 casos diarios; además se registraron 182 muertes a causa del virus, que implican ocho al día. Con estos datos, la letalidad sería de 9,42%, contra el 6,9% que se registró en diciembre.

Si las cifras no son alentadoras, ¿por qué nos han bajado de categoría? La Dirección Regional de Salud (Diresa) -que ha sido la encargada de sustentar las razones ante el Ministerio de Salud (Minsa)- aseguró que nuestra región tiene capacidad para responder si la situación empeora.

“Los criterios para bajarnos de nivel son que tenemos disponibilidad de oxígeno, producimos 11 toneladas diarias y se consume menos; se implementaron más camas UCI, en diciembre eran 84 y ahora son 102; garantizamos hospitalización, reactivamos el ex campo ferial y tenemos 100 camas más; y Piura no está como otras regiones, donde los casos suben rápidamente”, dijo el titular de Diresa, José Nizama.

Sin embargo, fue enfático al afirmar que Piura no ha vencido aún al virus, por lo cual debemos continuar cumpliendo las tres reglas básicas: usar mascarilla, lavarse las manos y mantener la distancia social.

“Evitemos las aglomeraciones y detectemos a tiempo los signos de gravedad en un paciente, sigamos los protocolos del inicio de la pandemia, cuando llegábamos a casa y nos quitábamos los zapatos, la ropa y todo lo que podía estar contaminado de la calle. Tenemos que seguir cuidándonos”, agregó.

Discrepancias

Para el presidente de la Federación Médica, Arnaldo Vite, la decisión tomada por el Gobierno ha sido un error, ha sido un premio a la irresponsabilidad; el mensaje podría ser mal interpretado por la población más ansiosa por libertad.

“A ningún piurano le sorprende la decisión del Gobierno porque, para nuestras autoridades, en Piura nunca pasó nada, aunque aquí tenemos ya 20 médicos enfermos, tres de ellos peleando por su vida. El problema es que el mensaje se puede tergiversar, que podemos relajarnos, que hay que aplaudir a los que han salido a fiestas y reuniones”, criticó Vite.

Mientras que, el secretario del Colegio Médico, Christian Requena, recordó que, a inicios de mes, su gremio a nivel nacional expresó su preocupación por la delicada situación que atravesaba Piura, pues los fallecimientos estaban en aumento desde hace meses (la letalidad fue de 3,3% en octubre; en noviembre, de 4,3%; y en diciembre, de 6,9%).

Además, lamentó que el Gobierno Regional aún no haya respondido la solicitud de audiencia pedida por este gremio, pese a que esta fue enviada el 11 de enero y se reiteró el pedido el jueves pasado.

Por su parte, el director del Hospital de Apoyo II de Sullana, Julio Elías, hizo un llamado a las autoridades para unirse y liderar una estrategia que permita, de manera integrada, contener la COVID-19. Asimismo, precisó que toda persona que se sienta con síntomas debe concurrir hacia las unidades especializadas, donde serán evaluados.

Ola más agresiva

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, afirmó que el coronavirus tiene “un comportamiento más agresivo” en esta segunda ola y que la condición de los pacientes se agrava más rápido.

“Esta segunda ola nos encuentra en circunstancias diferentes. Para empezar, vemos que el incremento de casos es rápido; que personas un tanto más jóvenes se están contagiando y que hay algunos cambios en los cuadros clínicos. Por ejemplo, no era habitual ver cuadros de tipo digestivo y ahora sí. Vemos que hay pacientes que presentan diarreas”, refirió.

Detalló que, según datos de los establecimientos de salud, las personas mayores se agravan más rápido, en solo dos o tres días, y que la agresividad del virus se explica, probablemente, por las nuevas variantes descubiertas.

Datos
* Las regiones de nivel alto son Piura, Loreto, Lambayeque, La Libertad, San Martín, Ucayali y Madre de Dios. Aquí, las restricciones son toque de queda de 9 p.m. a 4 a.m. y los domingos solo tránsito de vehículos particulares.