En Vivo

PIURA: REALIZAN PROPUESTA PARA EVITAR ALZA DE PRECIOS DE MEDICINAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Regional de Piura

Un equipo multidisciplinario de la ciudad de Piura realizó una propuesta para evitar que los precios de las medicinas suban y desaparezcan del stock de los puntos de venta. Según los autores de la propuesta la mayor demanda de medicamentos y otros dispositivos que se usan para el Covid-19 fundamentalmente es por automedicación, lo que ha conllevado a la subida de precios incluso más allá del 1000%.

La propuesta corresponde al médico epidemiólogo Edward Mezones-Holguín, abogada Ana penalista Lucía Albújar Mendoza, abogado constitucionalista Daniel Raa Ortíz y economista Kiel Arroyo Labán. Ellos, además de considerar que la demanda es por automedicación, resaltan la emergencia de un mercado negro o informal donde se pueden encontrar los productos, pero a mayor precio.

Tal y conforme se sustentó en este medio de comunicación, después de la medida populista que se impulsó desde el gobierno regional de Piura, el equipo multidisciplinario recuerda que de acuerdo a la Constitución peruana, los precios se fijan en el principio de la oferta y la demanda; además acentúan que INDECOPI no tiene facultad para regular precios, no existe delito de acaparamiento en la Ley penal y el de especulación no se podría aplicar porque técnicamente, los medicamentos no son productos de primera necesidad, por lo tanto no se puede sancionar penalmente.

Frente a esta realidad el equipo realiza propuestas interesantes y que tiene un marco lógico que se podría aplicar, claro si existiera voluntad política para hacerlo y decisión para modificar el status quo; entre ella se pude declarar los medicamentos COVID-19 como esenciales y amparados por el Decreto Legislativo 1165 y comercializarlas a través de farmacias inclusivas; permitir la venta en farmacias y boticas pequeñas; promover la producción nacional y la importación, dotar de medicamentos a los equipos de respuesta rápida, activar la atención en establecimientos de salid del primer nivel con farmacias equipadas.

Además, utilizar herramientas de telesalud como teleconsulta, teleorientación y receta electrónica; definir que la venta de estos medicamentos sea exclusivamente con receta médica y mejorar estrategias de comunicación social con respecto a la automedicación y la COVID-19.

Además de lo mencionado plantean acciones complementarias; aclarando que no es motivo hacer juicio de valor de la efectividad o no de determinado medicamento o bien que se viene demandando para el Covid-19.

Sin duda, una buena propuesta necesaria en estos momentos de crecimiento de un mercado negro, de subida de precios y escases de los mismos.