PIDEN MEDIACIÓN DE VIZCARRA EN DISTURBIOS DE TALARA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Pobladores quemaron y saquearon oficinas de subcontratista de la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), porque sus representantes no aceptaron transmitir diálogo a través de parlantes.

RCR, 17 de agosto 2019.- El alcalde Jimmy Montalván del distrito de El Alto, provincia de Talara, región Piura, pidió la mediación del presidente Martín Vizcarra y el premier Salvador del Solar para restablecer el diálogo entre los pobladores y la empresa petrolera Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC), la cual se rompió el viernes con el incendio y saqueo de las oficinas de la empresa subcontratista Confipetrol, informó el periodista de Radio Activa de Piura, Humberto Suyón, en declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que la población se enardeció porque los representantes de la empresa china no aceptaron transmitir a través de parlantes el diálogo que se iba a realizar con el alcalde Montalván, el subprefecto de El Alto, dirigentes de diversos sectores y representantes de la petrolera china, del Ministerio de Energía y Minas y de la Fiscalía Corporativa de Máncora.

“Eso enardeció a la población y los representantes del Ministerio de Energía y Minas y de la empresa china tuvieron que salir precipitadamente. Ahí se originótodo y la población quemó las instalaciones de la empresa subcontratista Confipetrol que brinda servicios de mantenimiento a la petrolera china”, indicó.

Explicó que en esta reunión los dirigentes alteños pidieron el cumplimiento del convenio suscrito en 1997 con la empresa Petrobras para dar trabajo en mano de obra no calificada a los alteños y mejorar la cobertura de salud en la posta que solo brinda atención primaria de 8 am a 4 pm para 146 mil pobladores.

“La empresa china se negó a esos pedidos y por eso se cumplió un paro de 48 horas. Los pobladores reciben agua una hora cada dos días, porque el tanque de El Alto tiene 60 años de antigüedad y solo llena el 30% de su capacidad. El distrito solo tiene dos colegios que están a punto de derrumbarse, a pesar que Talará aporta al erario nacional alrededor de 5 mil millones de soles al año”, detalló.

Respecto a la posta médica, el periodista reveló que Petroperú le entregó 121 mil soles al gobernador regional de Piura, Servando García, para la elaboración del expediente técnico, sin resultado alguno. “Petroperú requiere del expediente para otorgar 5 millones de soles en el acondicionamiento de dos salas de operaciones para cesárea en la posta. Muchas gestantes han fallecido en el camino a hospitales de Sullana y Piura”, contó.

Posibles infiltrados

Suyón no descartó que algunos infiltrados se hayan aprovechado de los ánimos exacerbados de aproximadamente 700 pobladores para provocar el incendio. “Cada paro les cuesta a los empresarios 200 mil dólares. El viernes, unas personas tomaron las instalaciones eléctricas de la empresa china que generan electricidad para el lote 10 y han dejado fuera de operaciones a 33 empresas subcontratistas. El paro afecta a 8 mil habitantes y a los trabajadores de las empresas. 15 mil personas sufren este paro”, precisó

“La policía no se ha dado abasto para controlar los disturbios. Han saqueado las instalaciones de la empresa. Se han quemado las computadoras, documentos valiosos y algunos vehículos.  En Talara hay un desconcierto porque es la primera vez que pasa un caso de esta magnitud. El Ministerio del Interior acusa de agitador al alcalde porque presidía la mesa de diálogo y salió de la mesa de diálogo para comunicar a los pobladores que la empresa se negaba a instalar altoparlantes”, señaló.

La Procuraduría Publica Especializada en Delitos contra el Orden Público del Ministerio del Interior anunció que formulará una denuncia penal ante la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Turno de Talara contra los responsables materiales e intelectuales del incendio y saqueo. El presunto delito que se les imputará a estas personas es contra la tranquilidad pública, en la modalidad de disturbios, en agravio del Estado.