En Vivo

PETROPERÚ PIDE A CONTRALORÍA AUDITAR COMPRAS DE BIODIÉSEL A EMPRESA GUNVOR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : La República 

La pista del delator. Exejecutivo de la empresa que le vendió US$ 716.8 millones de biocombustible a la petrolera estatal, y que confesó en Estados Unidos haber pagado sobornos a funcionarios de Petroecuador, estuvo en el Perú en 170 ocasiones.

Raymond Kohut, el canadiense que admitió ante un juez federal de Brooklyn, Nueva York, haber pagado US$ 22 millones en sobornos a funcionarios de Petroecuador para ganar contratos, visitó el Perú en 170 ocasiones. Kohut trabajaba para la comercializadora global suiza Gunvor, que le vendió a Petroperú biodiésel B100 por US$ 716.8 millones, entre 2014 y 2021. En estas fechas, Raymond Kohut ingresó en el país en 46 ocasiones.

Cuando los directivos de Petroperú se enteraron de las declaraciones incriminatorias de Kohut, suspendieron las contrataciones con Gunvor, pero no hicieron nada más, no obstante la gravedad de las confesiones del exejecutivo de la compañía que dominaba la provisión del biocombustible a la petrolera estatal peruana.

Sin embargo, la nueva gestión de Petroperú consideró necesario auditar las contrataciones con Gunvor, por lo que formalmente ha solicitado al contralor Nelson Shack la verificación de los procesos de adjudicación a favor de la compañía con sede en Ginebra, Suiza. Fuentes de la Contraloría y de Petroperú confirmaron a este diario la existencia del pedido.

De la totalidad de compras de biodiésel B100 que hizo Petroperú entre 2014 y 2021, casi el 80% fueron a Gunvor. La mayor parte de esas adquisiciones se consumaron en 2014 y 2020, coincidiendo con los ingresos de Kohut en el Perú (ver recuadro).

Mientras Raymond Kohut espera la sentencia del juez federal de Brooklyn por delitos que podrían implicar 20 años de prisión, Petroperú ha resuelto esclarecer las contrataciones con Gunvor requiriendo a la Contraloría “una investigación sobre los procesos de compras de hidrocarburos de los últimos 5 años, para lo cual la empresa dispondrá de los recursos que sean necesarios en el marco legal vigente”, dijeron fuentes de este diario en la petrolera estatal.

“Es notorio que en las gestiones anteriores se prefirió comprar casi la totalidad del biocombustible a Gunvor. ¿Existió una preferencia sospechosa?”, preguntó La República a las fuentes.

“Dadas las evidencias del caso, se ha solicitado la revisión e investigación y la Contraloría deberá determinar las responsabilidades y/o acciones que correspondan”, respondieron.

“De acuerdo con los documentos judiciales estadounidenses, Raymond Kohut actuaba con conocimiento de sus superiores. Según su movimiento migratorio de este exejecutivo, ingresó al país 170 veces, incluyendo el periodo de contrataciones con Gunvor. ¿Petroperú tiene un registro de las visitas de Kohut a sus instalaciones?”, indagó este diario con las fuentes. Esta información es clave para identificar a los directivos o funcionarios de la petrolera estatal con los que frecuentaba el exejecutivo de Gunvor.

“Petroperú pondrá a disposición de la entidad competente el registro de visitas que le sea solicitado, en los plazos y periodos necesarios”, contestaron las fuentes.

Las sospechas sobre las contrataciones con Gunvor no son recientes.

El 19 de diciembre del 2018, Petroperú respondió con un comunicado que no era cierto que favorecía a la comercializadora de hidrocarburos con oficina principal en Ginebra.

“Las adquisiciones se realizan por invitación y, en el caso específico de biodiésel B100, se invita a las empresas internacionales que están registradas como proveedores calificados y a los proveedores locales que se encuentren registrados en el listado de proveedores”, respondió la empresa.

El 17 de octubre del 2019, la oficina del fiscal general de Suiza acusó a Gunvor por no haber evitado que sus servidores pagaran sobornos a funcionarios gubernamentales de Congo y Costa de Marfil, entre 2009 y 2011. La autoridad ordenó pagar a la compañía US$ 94,8 millones, así como la ganancia que consiguió derivada de los contratos corruptos, incluyendo los intereses.

Pero después de este caso, Petroperú siguió contratando con Gunvor: US$ 67,3 millones, en 2020, y US$ 77,5 millones, en 2021. Las contrataciones se detuvieron recién en abril de ese año, al estallar el escándalo de las confesiones de Raymond Kohut. Ahora se presenta la oportunidad de saber qué hizo Kohut para que Gunvor ganara 8 de cada 10 contratos de biocombustible con Petroperú.

Los esqueletos de la suiza Gunvor

En una entrevista con los periodistas Javier Blas y Jack Farchy, para el libro The World for Sale: Money, Power and the Traders Who Barter the Earth’s Resources (El mundo en venta: dinero, poder y los comerciantes que negocian con los recursos naturales), el copropietario de Gunvor, Torbjörrn Törnqvist, habló sobre los casos de sobornos: “Lamentablemente, esto es algo que ha afectado a la industria de los recursos naturales. Hay muchos esqueletos y la mayoría nunca saldrá a la superficie”, dijo.

El 30 de junio del 2021, la Fiscalía General de Suiza investigará las imputaciones de Raymond Kohut sobre Gunvor.