En Vivo

PERÚMIN35 : DESTACAN QUE LA MINERÍA ES EJE CENTRAL DE LA ECONOMÍA Y EL DESARROLLO DEL PAIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 01 de mayo de 2021.- La minería formal continuará como un eje central de la economía peruana, por el potencial geológico del país, expresó Gonzalo Tamayo, socio de la consulta Macroconsult, al exponer los resultados de la Comisión para el desarrollo minero sostenible.

Durante el evento descentralizado Rumbo a PERUMIN «Corredor minero del Sur: Desafíos para el desarrollo de las regiones», realizado con sede virtual en Arequipa, Tamayo dijo que para afianzar la sostenibilidad de las actividades mineras es necesario fortalecer la competitividad del país para atraer inversiones.

Tamayo, destacó en su ponencia “Rol de la minería sostenible en el desarrollo del país” el informe “Propuestas de medidas normativas, de gestión y de política pública para afianzar la sostenibilidad del sector minero”, realizado por la Comisión para el Desarrollo Minero Sostenible, el cual fue publicado en marzo del 2020.

“La comisión ha puesto por delante que la minería es un eje central de nuestra actividad económica, que tiene los objetivos de afianzar la sostenibilidad de las actividades mineras mediante el fortalecimiento de la competitividad y el desarrollo y bienestar para las comunidades aledañas y para el país en su conjunto”, enfatizó.

Por su parte, Javier Aguilar, coordinador regional de Industrias Extractivas del Banco Mundial, manifestó que la industria minera exige lo mejor de cada una de las partes para que se pueda realizar de la mejor manera y pueda beneficiar al país. “las poblaciones cercanas siempre tienen un contacto con un pasivo minero y en el Perú es esencial atender la remediación y una inversión importante para atender los pasivos ambientales”, dijo.

A su turno, Jorge Luis Montero, viceministro de Minas, dijo que el informe de la Comisión para el Desarrollo Minero Sostenible indica que los objetivos para el presente y el futuro de la minería son los aspectos de la competitividad y la sostenibilidad. “Aparentemente ambos conceptos se contraponen. El esfuerzo debería ser pensar en una competitividad sostenible en la exploración, explotación y cierre. Esto pasaría por cuatro elementos: desarrollar los territorios, fortalecer la gobernabilidad, elevar la calidad del marco normativo y la creación de conocimiento”, apuntó.