En Vivo

PERUMIN INSPIRA 2022: RECI YAPUY PRODUCE ABONO ORGÁNICO DE CALIDAD A PARTIR DEL RECICLAJE DE PAÑALES Y CÁSCARA DE PLÁTANOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 21 de setiembre de 2022.- Lizzette Yllanes, representante de la empresa Reci Yapuy, dijo que su emprendimiento, finalista de Perumin Inspira 2022, ha logrado producir abono orgánico de calidad a partir del reciclaje de pañales y cáscara de plátanos. Destacó que actualmente distribuye sus productos, a precios asequibles, a los agricultores de Arequipa, Huánuco y otras regiones.

“Hoy en día estamos beneficiando a los agricultores con esa demanda de precios que subió los fertilizantes a nosotros nos ha sumado para que puedan solicitar nuestro producto y así de esa manera poder enviar diferentes lugares, porque es una alternativa de precios de calidad para los agricultores. El emprendimiento nación en Huánuco, pero tenemos una sede en Arequipa. Mi hermana se dedica a distribuir abonos en Huánuco y en diferentes sitios del Perú”, dijo.

Señaló que el año 2017 empezó el emprendimiento con la idea de poder hacer algo por el planeta. “Hemos empezado en la ciudad de Huánuco, hemos trabajado con la familia, porque en realidad Reci Yapuy es un emprendimiento familiar, estamos mi esposo, mis hijas, mi cuñada, mi hermana, o sea somos un grupo de personas que nos hemos sumado para hacer una acción por el planeta”, indicó a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

“Empezamos con la recolección de la materia prima en las guarderías y con el Centro de Emergencia Mujer, para comprar pañales a las madres para reciclar. También empezamos con la cáscara de plátano y otros residuos sólidos orgánicos. Con estas materias primas empezamos a trabajar sacando el gel de la micción de los pañales de niños, no hemos trabajado con pañales con defecación. Hemos abierto los pañales para sacar la celulosa y el plástico que envuelve el pañal lo hemos lavado y vendido a una empresa recicladora como plástico”, expresó.

Explico que mezclan la celulosa con cáscara de plátano deshidratada y con otros residuos sólidos orgánicos en pozos para hacer el abono, que es de alta calidad. “Hemos hecho un análisis en la Universidad Nacional Agraria de la Selva de Tingo María y los resultados dan que nuestro abono no tiene plomo, tiene alto porcentaje de potasio por el plátano y es un producto aceptable para sembrar maíz, papás entre otros tubérculos”, precisó.

También destacó que el agricultor ahora usa menos agua para regar sus sembríos con el abono. “Hay más prolongación de humedad de la tierra y eso beneficio porque una de las deficiencias que tenemos es el agua, eso les ha beneficiado a ellos. Después, experimentamos con sus plantas y las plantas crecen enormes y de buena calidad, no tenía ninguna sustancia de agroquímicos o sustancias cuestionables”, afirmó.