En Vivo

PERÚ Y ESTADOS UNIDOS COMPARTEN EXPERIENCIAS SOBRE PROCESO DE VACUNACIÓN CONTRA LA COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Salud 

Ministro de Salud, Óscar Ugarte, participó en reunión virtual organizada por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Con el objetivo de fortalecer las jornadas de vacunación contra la COVID-19 y compartir buenas prácticas de trabajo, en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia, el Gobierno de los Estados Unidos, a través de su Embajada en Lima y el West Virginia Joint Inter-Agency Task Force para la vacunación contra la COVID-19, organizó un conversatorio virtual sobre la experiencia exitosa de inmunización en el estado de Virginia Occidental, junto con la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) y el Ministerio de Salud (Minsa) del Perú.

El evento contó con la participación del encargado de Negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Denison Offutt; la presidenta del Consejo de Ministros del Perú, Violeta Bermúdez; el ministro de Salud, Óscar Ugarte; el viceministro de Salud Pública, Percy Minaya y del general adjunto de la Guardia Nacional de Virginia Occidental, Brigadier General William E. Crane, quienes conversaron sobre la logística de la vacunación, la refrigeración de las vacunas y los sistemas para administrarlas y llevar registros de las dosis.

“Tomamos decisiones juntos, establecemos líneas de tiempo para cumplir con todas las necesidades”, señalaron las autoridades de la Guardia Nacional de los EE.UU.

A su turno, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, mostró su interés por fortalecer la campaña comunicacional resaltando el papel que han tenido las vacunas a lo largo de la historia.

La participación de las Fuerzas Armadas en Virginia, al igual que en el Perú, son consideradas el soporte logístico clave, debido a su experiencia, fuerza operativa y alto nivel de organización.

En el aspecto comunicacional se identificaron los niveles de confianza con relación a la vacuna y al proceso de aplicación de la misma. En base a ello, se hicieron campañas adaptadas a la comunidad y a los niveles más bajos, empoderando a las autoridades locales para crear confianza en la población y sostener los beneficios de las vacunas. Asimismo, se hizo énfasis en la reducción de muertes, hospitalización y la protección a los más vulnerables.