PERÚ: HACE UN AÑO NOS ILUSIONÓ Y LUCHÓ POR GANAR LA COPA AMÉRICA ANTE BRASIL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Agencia Andina 

Hoy se cumple un año de la gesta de la selección peruana de fútbol de jugar una final de Copa América luego de 44 largos años y lo hizo frente al poderoso conjunto brasileño, que en casa se hizo fuerte y debió batallar al máximo para doblegar a los fortalecidos jugadores de Ricardo Gareca.

Perú llegaba a la Copa América 2019 con perfil bajo, pero con la mentalidad puesta en demostrar que no fue casualidad su despegue futbolístico que llevo a clasificar al Mundial de Rusia 2018 tras 36 años. La escuadra capitaneada por Paolo Guerrero quería más, pero sin hacer muchos aspavientos.

 La Blanquirroja fue instalada en el Grupo “A” junto a Brasil, Venezuela y Bolivia. En su primer partido empató a cero goles con los venezolanos, que también llegaban al certamen como equipo “sorpresa”. En este cotejo el VAR anuló varios goles que los peruanos habían convertido.

Su segundo compromiso fue ante Bolivia y aquí los nacionales salieron a asegurar la clasificación a la siguiente fase y derrotaron a los “altiplánicos” por 3-1 con goles de Paolo Guerrero, Jeferson Farfán y Edison Flores en el Maracaná. Empezaron perdiendo con un tanto de penal de Moreno Martins.

El 22 de junio fue el peor partido jugado por la Bicolor en la era Gareca, pues frente a Brasil desnudaron todos sus errores y fueron goleados 5-0 en el Arena Corinthians. Los peruanos fueron dominados de principio a fin. Este resultado, hundió a los nacionales al tercer puesto de la serie.

Tumbó al favorito

Cuando parecía que todo estaba terminado para Perú, el comando técnico supo reponer a sus jugadores y los preparó mentalmente para afrontar lo que se venía en cuartos de final y era el archifavorito para levantar la Copa: Uruguay de Luis Suárez y Edinson Cavani.

 A pesar que las apuesta y los pronósticos era desfavorable para Perú, le hizo un gran partido a los “charrúas” en la parte táctica. Su formación defensiva permitió que el encuentro se definiera en los cobros de penal. El arquero Pedro Gallese fue la figura al tapar el remate de Luis Suárez y darle la ventaja a los peruanos, que ganó por 5 a 4.

Este resultado hizo reavivar las esperanzas de la afición peruana que aún no digería la goleada propinada por los brasileños en la primera fase. Querían una demostración más para creer que podrían romper la larga espera de ver a Perú en una final.

El Clásico es ganarte

El conjunto nacional ya estaba en la semifinal y debía enfrentar a Chile, el rival ideal que le podría dar esa renovación de confianza por parte de sus hinchas porque el Clásico del Sur no se puede perder de ninguna manera.

 El 3 de junio del 2019 será uno de los cotejos más recordados porque en el campo de juego del Estadio Maracaná, los peruanos expusieron una superioridad absoluta en todas las zonas sobre los chilenos, que tenían a Arturo Vidal (Barcelona) como su caudillo y los golearon 3-0 con tantos de Edison Flores, Yoshimar Yotún y Paolo Guerrero.

Ese día del partido, los “sureños” tuvieron el 66% de la posesión del balón, pero los peruanos fueron simplemente contundentes. Incluso se dieron tiempo para detener un penal de Eduardo Vargas, quien pateó a lo Panenka pero no pudo engañar al arquero Pedro Gallese, quien se erigió como héroe de la jornada.

La locura y los festejos fueron interminables en el Perú. La afición se desbordaba en alegría y no había un rincón que no se hablara de la gesta de la escuadra de Gareca, que ahora iba por la gran hazaña en una final.

Ahora esos últimos recuerdos de que Hugo Sotil se había escapado del FC Barcelona y arribó a Venezuela para jugar por la selección peruana en una final hace 44 años daban pase a las nuevas historias que tienen como protagonistas a Guerrero y compañía.

 Una final luego de 44 años

Los libros de la historia de fútbol se remontaban a la Copa América 1975 para ver a Perú en una final. Dicho torneo fue la edición 30 del campeonato sudamericano y no tuvo sede fija. Se disputó entre el 17 de julio y el 28 de octubre de ese año y por primera vez participaron los 10 miembros de la Conmebol.

 El 7 de junio, los futbolistas rojiblancos entraron al campo del mítico Maracaná sin complejos y cargando la ilusión de más de 30 millones de peruanos. Se paró frente a Brasil de manera estoica en busca de su revancha y corrigiendo los errores del cotejo de primera fase.

A pesar que los nacionales comenzaron con un juego más dinámico, los brasileños se llevaron el triunfo por 3-1. Everton, a los 15 minutos, Gabriel Jesus (45+3) y Richarlison (90 de penal) marcaron los goles de los. Brasileño. Paolo Guerrero, de penal a los 43, había marcado el empate parcial.

Si bien no  ganó la Copa América, pero la selección peruana aprendió que si se lucha de manera unida y no se deja avasallar por los errores se pueden lograr historias insospechadas como éstas porque llegaron en silencio a la Copa América y salieron entre aplausos.