En Vivo

PERÚ ES SEGUNDO PRODUCTOR MUNDIAL DE COBRE, PERO SU PRODUCCIÓN HA DECAÍDO EN LOS DOS ÚLTIMOS AÑOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 03 de junio de 2022.- Marcial García, socio líder de minería de EY Perú, sostuvo que el Perú es el segundo productor mundial de cobre después de Chile, pero advirtió que su producción ha decaído en los dos últimos años por los conflictos sociales y la pandemia. También destacó que la minería peruana paga más impuestos que la chilena, con una carga que estaría entre 43% a 58% de sus utilidades.

“No es por nada, el Perú se ubica entre los principales productores de distintos minerales y cuenta con una buena participación en las reservas globales. A nivel latinoamericano el Perú es el principal productor de zinc, estaño, plomo y selenio. A nivel mundial el Perú es el segundo productor mundial de cobre después de Chile y de Zinc después de la China”, dijo en el Jueves Minero “Marco para las inversiones mineras en el Perú”, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).

Destacó que el cobre es nuestro principal producto minero al significar el 30% de total de nuestras exportaciones y más del 50% de nuestros envíos de minerales al exterior. “Este metal es vital para los productos de economía verde, como los autos eléctricos, y es nuestra principal fuente de divisas. La economía peruana, por tanto, depende en gran medida de la demanda y el precio de este mineral”, indicó.

“La producción de cobre creció el año pasado casi un 7%. Más interesante que eso es observar la evolución de la producción de cobre, que prácticamente se ha duplicado en un período de 10 años. Pasamos de producir 1 millón 250 mil toneladas en el año 2010 a producir 2 millones 460 mil toneladas en el año 2019, año en que la producción alcanzó su pico”, afirmó.

Explicó que eso responde al ingreso de inversiones y el inicio de varias unidades mineras entre el año 2013, 2014 y 2016. “Hablamos de Toro Mocho con una inversión de 4,800 millones de dólares, de Constancia, de la canadiense Hudbay con una inversión de 1,700 millones de dólares. La ampliación de Cerro Verde, en Arequipa, que es operada por Freeport con una inversión de 4,600 millones de dólares”, observó.

Enfatizó que Las Bambas es la inversión más grande de la historia de la minería en el Perú, habiéndose llegado más o menos a 10 mil millones de dólares en inversiones. “Todos estos proyectos han permitido duplicar la producción minera de cobre en este periodo”, expresó.

Pandemia y conflictos sociales

Sin embargo, dijo que la producción ha venido cayendo en los últimos dos años por la pandemia, pero también por los conflictos sociales. “Para este año se esperaba que la producción pudiera recuperarse a niveles prepandémicos, con el impulso dado por la entrada en operaciones de Mina Justa, que arrancó a mediados del año pasado y este año van a hacer sus primeros 12 meses completos de producción”, indicó.

“Como consecuencia de la entrada en operaciones comerciales de Quellaveco y de la ampliación de Quellaveco, esto debiera haber contribuido a recuperar niveles de producción. Sin embargo, desafortunadamente esto no está ocurriendo, la producción nacional de cobre está cayendo, fundamentalmente por las paralizaciones de grandes operaciones como Cuajone y Las Bambas, que explican más o menos entre el 20 y 30% de la producción de cobre”, precisó.

Remarcó que, si los conflictos sociales se llegan a superar, para el próximo año la proyección es que se pudieran alcanzar o superar las 2 millones 600 mil toneladas de producción, como consecuencia de la entrada en operaciones de todos estos proyectos.

Explicó que el Perú produce actualmente más o menos unas 2 millones 300 mil toneladas en comparación con las 5 millones 600 mil toneladas que produce Chile, cuya producción ha ido cayendo desde que alcanzó su pico el 2018. “En Chile se produjeron 5,600 toneladas el año pasado, nos llevan una buena ventaja, pero ciertamente el Perú se ha consolidado como el segundo productor mundial de cobre, después de Chile y por encima de China, país al que desplazamos en el año 2016 y desde entonces hemos mantenido la segunda posición y le hemos sacado bastante ventaja a China”, dijo.

“A nivel empresas, Antamina, Cerro Verde y Southern, que tiene dos minas en producción, tiene Toquepala en Tacna y Cuajone en Moquegua, además de otros proyectos como Tía María, como Los Chancas, que acaba de sufrir un atentado en estos días. Esas tres compañías concentran el 55.5% de la producción nacional de cobre. Después viene Las Bambas, Chinalco, Antapacay, Hudbay con su mina Constancia”, mencionó.

Perú debe aprovechar precios altos de minerales

Resaltó que el Perú debe aprovechar para promover las inversiones mineras, ya que actualmente los precios los minerales se encuentran en un muy buen nivel. “Desde hace un tiempo estamos atravesando por un nuevo boom de los precios de los minerales y esto genera una serie de efectos positivos para el país. Destacan los relativos al crecimiento del PBI y de las exportaciones, también de la recaudación, mejora la posición de la balanza comercial, pero también hace más atractivo los proyectos para los inversionistas y debiéramos aprovechar esta coyuntura favorable para sacarlos adelante”, aseguró.

“Nuestras exportaciones dependen en gran medida de la minería, prácticamente toda la producción nacional del sector se exporta en forma de concentrados. La minería explica casi el 64% del total de las exportaciones del país. El cobre, el oro, el zinc y el plomo explican el 56% de las exportaciones totales y el 87.7% de las exportaciones mineras”, apuntó.

Subrayó que los buenos precios de los principales minerales que producimos y el incremento de los volúmenes embarcados han propiciado el crecimiento de las exportaciones metálicas en el año 2021 del orden del 51.6%. “Alcanzaron una cifra récord, se exportaron casi 40 mil millones de dólares el año pasado. En el primer trimestre de este año han crecido 9.7%”, puntualizó.

“En la evolución de las exportaciones metálicas del país pasamos de exportar unos 22 mil millones de dólares en el año 2010 a un poco menos de 40 mil millones de dólares el año pasado, un crecimiento de casi 100% de nuestras exportaciones”, subrayó.  

Destacó que un 70% de nuestra producción de cobre es exportada a la China, que se ha consolidado como nuestro principal socio comercial, en tanto que las tres cuartas partes de nuestras exportaciones de oro van a La India, Canadá y Suiza.

Existen 43 proyectos por más de $53 mil millones

Enfatizó que en el Perú existen 43 proyectos mineros valorizados en más de 53 mil millones de dólares. “El 91% de estos proyectos son proyectos Greenfield, que lo que buscan es la construcción de nuevas minas. En tanto, un 9% son proyectos Brownfield, que buscan reponer o ampliar la reserva de las minas existentes. Entre los proyectos Brownfield destaca nítidamente Quellaveco por su mayor monto de inversión, se invertirían entre 5,000 y 5,500 millones de dólares, que va a empezar a producir en la próxima semana”, precisó.

El año pasado 2021 la inversión minera llegó alcanzar la suma de 5,200 millones de dólares, lo cual representa un incremento de 21.1% respecto de la cifra alcanzada el año anterior, habiéndose superado todas las expectativas”, expresó.

“A inicios del año pasado se proyectaba que las inversiones llegarían a 4,600 millones de dólares y superamos los 5,200 millones de dólares en inversiones. También es bien interesante ver en la evolución de la inversión en nuestro país como entre el año 2011 y el 2016 se invirtieron más de 40 mil millones de dólares. En este periodo se construyeron la ampliación de Cerro verde, Constancia, Las Bambas, Toro Mocho, se construyeron este periodo de tiempo como consecuencia del último super ciclo de los minerales”, dijo.

Advirtió que desafortunadamente para este año las cosas no pintan tan bien. “El Banco Central de Reserva estima que la inversión se va a contraer este año más o menos un 0.8% y el próximo año un 15% cuando la inversión minera está creciendo en otros países mineros aprovechando el boom de los precios de los minerales. Es una oportunidad que estamos desaprovechando”, indicó.

“En cuanto al destino de la inversión minera según el rubro al que se destina. Un 27% es destinado para plantas de beneficio, un 14% para equipamiento minero, un 6% para exploración, un 27% para infraestructura, un 11% para desarrollo y preparación, un 15% para otros”, observó.

Mencionó, por otro lado, que la evolución de las inversiones en exploración ha venido cayendo sostenidamente desde el 2012, pero el año pasado tuvieron un crecimiento importante de 51.5%. “Esto no es un tema menor pues existe un amplio consenso internacional de que la base para el desarrollo en el largo plazo. No hay otra forma de abrir nuevas reservas y asegurar el ingreso de nuevos proyectos”, declaró.

Subrayó que el futuro de la producción minera depende de la exploración que se haga el día de hoy. “De acuerdo a datos del Ministerio de Energía y Minas la cartera de proyectos mineros de exploración consta de 63 proyectos ubicados en 17 regiones con un total de inversión proyectada de 586 millones de dólares”, afirmó.

“La mayoría de iniciativas se enfocaría en la búsqueda de yacimientos de oro y el cobre (en ese orden) y en menor medida de zinc y plata. Tenemos una larga lista de proyectos mineros como Michiquillay y La Granja, que en caso desarrollarse podrían dar un fuerte impulso a nuestro crecimiento por varios años”, explicó.

En Perú carga tributaria es más alta que la chilena

Resaltó además que el Fondo Monetario Internacional ha emitido hace unas semanas un informe internacional sobre la carga fiscal minera internacional. “Muestra que la carga tributaria minera en el Perú de un proyecto representativo de cobre de gran escala es del 41.7%. Lo que el fondo dice es que, si se descuentan los flujos, la carga llegaría a ser de 56.6% de las utilidades”, destacó.

Manifestó que el Perú tiene un convenio de estabilidad tributaria, lo cual hace que la carga tributaria sea mayor a 2 puntos porcentuales adicionales. “Entonces, la carga fiscal en el Perú sería de 43% a 58%, si descontamos los flujos cómo lo hace el Fondo Monetario Internacional al hacer su evaluación y en el ranking el Perú se ubica en la octava posición de 16 jurisdicciones evaluadas”, observó.

“En contra de lo que sostenía el exministro Pedro Francke, la carga tributaria minera en el Perú es más alta que en Chile. La carga tributaria minera es 2.3 puntos porcentuales por encima de la chilena sin estabilidad tributaria y con estabilidad tributaria la brecha se incrementa y es de 5 puntos porcentuales por encima de la carga chilena”, subrayó.