PERÚ DEBE REACTIVAR PROYECTO DEL GASODUCTO SUR PERUANO SI QUIERE CONSOLIDAR DESARROLLO ECONÓMICO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Exministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur, advirtió que mientras más se demore la ejecución de este proyecto de “gas limpio” habrá una tendencia a la elevación de las tarifas eléctricas. Incidió también en la necesidad de que la macro región sur andina disfrute de los beneficios energéticos que brinda la utilización del gas natural producido en su propio territorio.

RCR, 28 de agosto 2018.- El Perú tiene que reactivar la consecución del proyecto del Gasoducto Sur Peruano si se quiere consolidar el desarrollo económico alcanzado, ya que éste implica mantener una matriz energética competitiva, afirmó el exministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur.

“Entonces, tenemos que hacer algo para reactivar nuevamente el proyecto que está pendiente, con las modificaciones que sean necesarias y con el nuevo enfoque que pueda darse en el mercado. Pero creo que es una tarea pendiente. Eso es algo que debiera preocuparnos a todos los peruanos”, subrayó.

En ese contexto, consideró que en el país tenemos que mantener siempre una visión territorial de desarrollo. “Tu produces minería, agricultura, pero debes tener la oportunidad de generar energía con el agua, con el gas. Un enfoque de desarrollo integral. Solo así se puede generar riqueza para no concentrarla donde esta una mina, sino en todo el territorio”, anotó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Merino Tafur advirtió entonces que mientras   más se demore la ejecución de un proyecto de “gas limpio”, como el Gasoducto Sur Peruano, habrá una tendencia a la elevación de las tarifas eléctricas.

“En realidad, ese es el dilema, ese es el problema. Quizá Proinversión ya lo esté evaluando, pero todavía no hay ningún pronunciamiento últimamente. Todo hace ver que al 2021 ya tendríamos una oferta no eficiente. Entonces, tenemos que entender que desde ahora es prioritario mantener una matriz energética competitiva”, puntualizó.

Merino Tafur recordó igualmente que el Perú ha superado a los demás países de Sudamérica en cuanto a competitividad en materia energética, por las potencialidades de los recursos naturales y energéticos que posee su territorio.

“En el Perú dimos un gran salto por la incorporación de Camisea. Es el proyecto que más beneficios le ha dado al país… El Perú tiene la oportunidad de seguir manteniéndose en el primer cuartil de costos más competitivo del mundo, en la minería del cobre”, detalló.

Sin embargo, estimó que nuestro país, a pesar de poseer gas y agua, “no ha ido a la velocidad que debíamos ir” en materia de competitividad y atracción de inversiones. “Para seguir atrayendo más inversión, uno de los aspectos importantes es la energía. Ese es el punto”, recalcó.

“En este momento, sigue siendo la alternativa más viable y barata la utilización del Gas de Camisea. Porque la construcción de una central hidroeléctrica nueva y grande toma entre cinco o más años. Y los paneles solares, que son importantes, todavía no tienen impacto importante en la matriz (energética)”, especificó.

Asimismo, el extitular de Energía y Minas incidió en la necesidad de que la macro región sur andina disfrute de los beneficios energéticos que brinda la utilización del gas natural que produce su propio territorio.

“Cusco produce gas pero no tiene ni líquidos ni gas licuado de petróleo barato… A buena ahora que el gas llegue a Lima. (Pero) hoy nos toca apoyar para que las regiones del sur como, Cusco, Puno, Apurímac, Ayacucho y Huancavelica, tengan gas. Allí hay un compromiso pendiente que cumplir”, enfatizó.

Explicó igualmente que, en los últimos veinte años, el crecimiento económico del país con el motor de la minería ha tenido atrás un factor sustantivamente importante: una matriz energética muy competitiva. “Y esto sucedió, en parte, por la llegada del gas a la costa central y por la posibilidad de incorporar el gas de Camisea para la generación eléctrica en el nodo energético de Chilca”, dijo.

“El punto medular es que en el año 2021 dejaríamos de tener una oferta eficiente de generación (de energía) sin el (petróleo) diesel. Entonces, con el crecimiento de la demanda y la industrialización, los precios de nuestra matriz no serán tan competitivos como lo han sido en el pasado. Y eso se explica porque tenemos un atraso en la construcción del proyecto del Gasoducto del Sur”, aseveró.

El exministro refirió que todo esto debería llevarnos a reflexionar que los próximos años son claves para mantener un crecimiento anual del Producto Bruto Interno de un seis por ciento, gracias a los precios del cobre. “Entonces, debemos preocuparnos por tener una matriz energética competitiva. El meollo central es ese”, apuntó.

Ver entrevista…