En Vivo

PELIGROSO DIÓXIDO DE CLORO SE VENDE POR DELIVERY

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario el Tiempo de Piura 

Solución industrial, que no es medicamento, puede ocasionar lesiones en los intestinos, estómago, hígado, pulmones y boca.

El dióxido de cloro, mal llamado “sustancia milagrosa del Siglo XXI”, ya ha cobrado su primera víctima mortal y ha enviado a dos personas a UCI en Ayacucho. El paciente de 38 años que falleció, tenía COVID-19 pero su estado se agravó tras presentar hemorragia estomacal.

En redes sociales, como Facebook, se ha podido evidenciar que hay personas que venden este producto a diferentes precios que van entre los 30 y 80 soles; ello varía según los mililitros de contenido.

Incluso algunos vendedores recomiendan su uso no solo para COVID, sino para prevenir o eliminar virus, bacterias, hongos y otras enfermedades; y hasta ofrecen delivery.

La infectóloga Claudia Quezada declaró que el uso del dióxido de cloro tiene reacciones adversas en el organismo, como molestias gastrointestinales (que pueden aparecer como un simple dolor de estómago) hasta una hemorragia.

Además, causa irritación en la boca, esofagitis, gastritis aguda, lesión hepática severa y lesión renal.

“Este producto altamente tóxico puede causar problemas serios, incluso la muerte. Pese a que se ha descartado la efectividad del dióxido, la gente lo sigue utilizando como si fuera un medicamento preventivo contra el COVID”, añadió.

Sin evidencia

¿Qué de malo tiene este producto? El epidemiólogo Edward Mezones Holguin aseguró que a la fecha no hay sustento científico que avale el uso de este producto como parte del tratamiento contra el COVID-19.

“El dióxido de cloro es una sustancia química que tiene uso industrial, por tanto, no tiene estudios ni licencia de uso como medicamento. Los únicos estudios que se han hecho de este producto es para potabilizar el agua, porque es considerado como un blanqueador; y la evaluación de toxicidad en conejos. Entra en la definición de lejía”, explicó Mezones.

Asimismo, lamentó que las personas sigan creyendo que el dióxido de cloro incrementa la saturación de oxígeno, cuando lo único que hace es alterar la pulsación detectada por el oxímetro, porque cambia la metahemoglobina del organismo.

Alerta epidemiológica

El especialista en Salud Pública, Julio Barrena, explicó que desde el año pasado existe una alerta epidemiológica 41, en la cual se informa que el consumo de productos que contienen clorito de sodio y/o dióxido de cloro representan un riesgo grave para la salud

“El consumo del dióxido no se ha visto en el COVID, esto viene de mucho antes; el año pasado la Digemid informó que este producto, usado para tratar una serie de enfermedades como resfriados, gripe, acné, autismo, cáncer, VIH/SIDA, hepatitis, no cuenta con autorización sanitaria (registro sanitario) en nuestro país”, refirió Barrena.

En otro momento, dijo que de diez pacientes atendidos por él, dos han consumido dióxido de cloro como medida de prevención contra el COVID.

“No existe medicamento ni producto preventivo para el COVID. La gente está esperanzada en que este producto funciona cuando no es así”, manifestó.

Investigación

A nivel nacional, el Colegio Médico ha empezado con la investigación de, aproximadamente, cuatro médicos por recetar y apoyar el consumo de este producto como “medicamento” para tratar el COVID-19.

En Piura, el secretario del Colegio Médico, Christian Requena Palacios, dio a conocer que el Comité de Ética y la Junta Directiva también está investigando a algunos especialistas de salud que recomiendan a sus pacientes y público en general el uso del dióxido de cloro.

“Sí hay una investigación en curso contra profesionales de salud que están apoyando el uso de este producto. No podemos adelantar el nombre o el número de involucrados para no entorpecer la investigación”, acotó.

Asimismo, Requena dijo que el comité de Ética será el que determine el grado de responsabilidad a la Junta Directiva, para que esta última instancia aplique las sanciones que corresponden; así se evaluará si el informe amerita una investigación judicial, a través del área de asuntos contenciosos.

“El Comité de Ética tiene que tomar una decisión si es que se abre o no un proceso administrativo, luego de analizar las pruebas y los descargos de los involucrados; deberá enviar un informe a la Junta Directiva sugiriendo o alertando si hubo o no alguna falta, y es en esta última instancia que se aplica la sanción, que puede ser una llamada de atención o la suspensión del ejercicio de la medicina. Finalmente, se informa al Consejo Nacional de Médicos”, explicó.

Datos

* Requena dijo que en la siguiente semana se sabrá el resultado de la investigación del Comité de Ética del Colegio Médico de Piura.

* La infectóloga Quezada exhortó a las autoridades a ubicar a las personas que vender dióxido de cloro y sancionarlas porque están atentando contra la vida de las personas.

* Colegio Médico de Piura inició investigación a médicos por recomendar el uso de este producto.