En Vivo

PEDRO YARANGA: CORREDOR DEL NARCOTRÁFICO DEL VRAEM SIGUE SIENDO “ZONA LIBERADA” DE HERMANOS QUISPE PALOMINO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Especialista en temas de seguridad, orden interno, narcotráfico, Pedro Yaranga, manifestó también que la incesante actividad terrorista y narcotraficante en el VRAEM se debe a la desidia e inconstancia del Ejército de su obligación por mantener una permanente vigilancia y disuasión en citado corredor narcoterrorista.

RCR, 25 de junio 2019.- El denominado “corredor del narcotráfico” del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) sigue siendo, desde hace bastante tiempo, una “zona liberada” bajo absoluto control del terrorista Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP) de los hermanos Víctor y Jorge Quispe Palomino, y el reciente fallecimiento de tres efectivos del Ejército, en la zona de Vizcatán, es la mejor prueba de ello, denunció el especialista en temas de seguridad, orden interno, narcotráfico, Pedro Yaranga.

”Las zonas donde ellos controlan sí, pues. Lamentablemente, ya es una zona declarada como ´liberada´, porque nadie puede ingresar si no es con la autorización de ellos (los hermanos Quispe Palomino). Uno podría ingresar. Pero eso no es ninguna garantía que puedan llegar a su destino, porque en el camino te intervienen e, incluso, podrían acabar con tu vida”, subrayó.

Dijo además que las pequeñas comunidades comprendidas en los territorios liberados de los Quispe Palomino permanecen en sus lugares de origen, en razón a que no tienen donde ir y porque los condicionan para que “sean sus ojos y oídos”.

En ese sentido, alertó que tanto en muchas de esas “zonas liberadas” de VRAEM, así como en sus áreas de influencia, los Quispe Palomino ejercen eventualmente un control político sobre los gobiernos locales allí emplazados.

“En algunos casos, ellos presionan. Por ejemplo, en parte la zona Huancavelica, por lo menos son cinco distritos. Esos alcaldes están, obviamente, bajo el control de ellos. No pueden hacer las cosas (más que) con la autorización de ellos. Si es que tienden a hacer otras cosas, simplemente son ejecutados por los terroristas”, remarcó.

Sin embargo, aclaró que gran parte del VRAEM no es dependiente del narcoterrorismo, ya que los narcotraficantes y los cabecillas narcoterroristas solamente controlan el referido corredor en manos de los hermanos Quispe Palomino.

“Ahora, ¿por qué están permanentemente en ese corredor? Porque ese corredor tiene una geografía totalmente accidentada. Tiene cuevas casi a cada paso. Tranquilamente, en esas circunstancias, ellos pueden resistir incuso hasta bombardeos o rocketeos”, apuntó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Yaranga manifestó también que la incesante actividad terrorista y narcotraficante en el VRAEM se debe a la desidia e inconstancia del Ejército de su obligación por mantener una permanente vigilancia y disuasión en citado corredor del narcoterrorismo en dicha vasta área de los valles de los ríos Ene, Apurímac y Mantaro.

“Lo que pasa es que cuando ven que en un determinado tiempo no hay hostigamiento (del terrorismo y el narcotráfico), suelen cometer este error de no estar en alerta. Y bajan la guardia, pensando que el terrorismo no está en ese lugar. Pero se sabe que es una zona caliente, una zona de nueva expansión de la coca y el trasiego de la droga. Ellos, (los terroristas), se retiran momentáneamente, por algunas semanas, pero están en permanente vigilancia”, detalló.   

Precisamente, tres miembros del Ejército fallecieron ayer, durante un enfrentamiento en el distrito de Vizcatán, distrito del Ene, provincia de Satipo (Junín), una zona que comprende el Valle de los Ríos, Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

El experto insistió en precisar que la organización terrorista de los Quispe Palomino no es narcotraficante porque no se dedica a esta ilícita actividad, sino que ofrecen sus “servicios de seguridad” a los carteles y organismos del narcotráfico para “garantizar” la distribución de su mercancía hacia los puertos de la costa peruana.

“Ellos no son narcotraficantes. Viven sí de una parte del narcotráfico, de los cupos. Pero ellos no trasiegan. Dan seguridad, simplemente, por las zonas que controlan. Pero apartarse de una zona muy estratégica, que es ese corredor que controlan, sería entregarse a la muerte”, aseveró.   

Escuchar entrevista…