En Vivo

PEDRO CASTILLO Y KEIKO FUJIMORI VAN A NECESITAR UNA HOJA DE RUTA PARA LA SEGUNDA VUELTA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 13 de Abril 2021 .- Julio Failoc, economista, analista   político y director de la publicación “Apunte con Lápiz”, sostuvo que Pedro Castillo y Keiko Fujimori van a necesitar de una hoja de ruta para conquistar las preferencias del 70% del electorado, que no ha votado por sus candidaturas en la primera vuelta y se encuentra entre la incertidumbre y el miedo.

“Ambos candidatos tienen que afinar sus propuestas electorales para acercarlos más al electorado, que está lleno de dudas y de incertidumbre. Ambos necesitan una hoja de ruta que los lleve al justo medio, para atraer al electorado de manera responsable y en democracia, de manera que no nos lleve hacia un salto al vacío”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que, si Fujimori quiere ganar a Castillo en segunda vuelta, lo primero que tiene que lograr es derrotar a ese antifujimorismo, que es duro de roer. “En contraposición lo que tiene que hacer Castillo es convencer al electorado limeño que no va a seguir la receta del chavismo, y que es capaz de posicionarse muy lejos de los sectores extremistas del Movadef, a los cuales ellos les están achacando. Debe tener una hoja de ruta, donde tenga claramente definido cual va a ser el nuevo relacionamiento para ellos”, indicó.

“Ambos candidatos no llegan al 30%, lo cual va a obligar en la segunda vuelta que el 70% de electores tenga que votar por ellos. Si a ello, le suma al miedo a las posiciones radicales y al antifujimorismo, hace una elección muy complicada, una segunda vuelta difícil de prever. Al final es la dicotomía de quien asusta más: el antifujimorismo o un anti izquierdismo, y no sabemos como va a terminar. Esta es una elección que va a superar el récord de votos nulos y blancos, porque hay mucha gente que no quiere optar por ninguno de los candidatos”, precisó.

Advirtió que esta situación puede afectar los niveles de representatividad, porque para anular una elección se requiere 2/3 de los electores. “Esto significa el 68% de los electores, lo cual es imposible. Ambos candidatos tendrían que superar ese 30% que ahora tienen, necesitarían alrededor de 4% para ser válida, pero siendo válida puede ser vista con algo con muy poco respaldo y muy poca capacidad para garantizar la gobernabilidad que el país necesita en estos momentos”, afirmó.

“La fortaleza de ambos es su voto duro. El voto de la izquierda va a terminar de alinearse con Pedro Castillo. Lo mismo no ocurre con Keiko. El hecho que Keiko esté amarrada con candidatos percibidos como fujimoristas, Hernando de Soto y López Aliaga, hace prever que estos dos bolsones de electores que llegan al 36% podrían darle respaldo, pero la gran incógnita es que va a pasar con el resto de votantes que son marcadamente antifujimoristas y esto va a crecer conforme Keiko Fujimori se presenta como un peligro”, comentó.

Ambos candidatos tienen trayectoria autoritaria

Observó que ambos candidatos tienen trayectorias de corte autoritario, que hacen que sus propuestas sean menos creíbles. “Podríamos explicar el incremento de Castillo más allá de las cosas que se pueden explicar. En las ultimas semanas se explicaba que más de un quinto de la población no se siente representada por los grupos políticos. Antes votaron por el Frepap o están buscando una suerte de Evo Morales, que los ayude a ordenar este país, que los pisotea y la pandemia lo ha dejado claro, prácticamente los están dejando morir”, dijo.

“El ingreso de Keiko Fujimori a la segunda vuelta no se debe a que ella aparece en las preferencias electorales, sino al elevado ausentismo del 28%, esto es histórico, que ha superado al 26% del 2020. Esto ha terminado de perjudicar a Hernando de Soto, que tenía una tendencia creciente. El voto duro de Keiko fue a votar, mientras que la tendencia hacia De Soto simplemente se ausentó de las elecciones”, explicó.

Indicó que Lescano, con su discurso radical, logró capturar la atención de la izquierda tradicional, pero al desnudarse los limites de sus propuestas, esos votos prestados fueron devueltos a quien realmente con su propuesta radical le pertenecía, Pedro Castillo. “En el caso de Verónika, su viraje al centro en busca de votos de Lima, de sectores A, B y C, ha sido su error. Si sumas el decrecimiento de los dos termina favoreciendo a Pedro Castillo”, precisó.

“Ya con el conteo rápido de la Onpe al 95% ya la cosa está definida. Tenemos cerca de 19% para Pedro Castillo y Keiko con un poco más del 13%. Este es uno de los procesos electorales más complejos que ha tenido el país, ha estado plagado de desconfianza, de miedo, de incertidumbre y con resultados impensables que podrían colocar en riesgo la gobernabilidad del país”, apuntó.

Ver entrevista …..