Gobierno no tiene una visión clara en ejecución de obras en el norte del país, afirma ex titular del MEF Ismael Benavides

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

A través de RCR manifiesta que el Poder Ejecutivo  no estableció adecuadamente y en forma rápida los impactos del desastre del Fenómeno del Niño Costero. 

Recomienda que el presidente del Consejo de Ministros debe ser alguien más político, capacitado para operar y liderar el gabinete. 

RCR, 25 de julio 2017.-  El gobierno ha tenido una reacción tardía y ha demorado en la ejecución de los planes necesarios para reconstruir la infraestructura del norte dañada por los desastres naturales ocasionados por el Fenómeno el Niño Costero, expresó el exministro de Agricultura , Ismael Benavides.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, el también exministro de Economía, consideró que el Ejecutivo no estableció adecuadamente y en forma rápida los impactos del desastre. «Esta incapacidad de medir la real dimensión de las cosas ha demorado los planes y la reacción del Estado», indicó.

Benavides consideró insuficiente lo ejecutado hasta el momento. «Hay trabajos de los gobiernos regionales, en especial de descolmatación de ríos, pero no se ha hecho un trabajo integral en el agro que permitan realizar un apoyo significativo al sector», comentó.

Infraestructura

El exministro indicó que el gobierno no tiene una visión clara de la ejecución de las obras. «El orden de prioridad para invertir los recursos debe ser primero el agro y la infraestructura de riego, porque en el Perú, un país en el que llueve ocasionalmente, el riesgo lo es todo para lograr una buena cosecha», señaló.

Agregó que en segundo lugar la inversión debe destinarse a la construcción de viviendas definitivas y en tercer lugar las carreteras y otras obras.

Ismael Benavides dijo que el sector agrario no solo es importante por sus exportaciones, sino por la generación de trabajo. «Más del 25 por ciento de la población y en algunas zonas hasta el 50 por ciento vive del agro», explicó

En tal sentido, el especialista dijo que la tarea urgente es rehabilitar la infraestructura y en eso reiteró que el gobierno ha sido sumamente lento ya que se ha concentrado en la limpieza de los ríos para evitar nuevos desbordes ante otro eventual Fenómeno El Niño.

«Las bocatomas, los canales y toda la infraestructura de riego en general que permite la producción de importantes volúmenes en la costa norte simplemente no se ha repuesto y eso es lo primero que hay que hacer. En paralelo se pueden hacer viviendas, pero principalmente la gente necesita trabajo y un sustento», señaló Benavides.

Sostuvo que es necesario un trabajo conjunto de las diferentes instancias del Estado para revertir la situación. «El ministerio de Agricultura de la mano con los gobiernos regionales y locales, liderados por las Autoridad Nacional de Reconstrucción con Cambios son los que tienen que actuar», expresó.

El exministro de Economía advirtió que el Producto Bruto Interno agrario en la zona norte ha registrado la más grave contracción de los últimos 33 años, lo que coincide con el Fenómeno el Niño de 1983. «Ha habido mucha destrucción de plantaciones e infraestructura para llevar agua a los cultivos claves. Entonces la pérdida de valor en la agricultura norteña va a ser muy grande», alertó.

Ayuda a agricultores

Benavides señaló que los agricultores necesitan ayuda para recuperarse tras los desastres. «El gobierno tiene que buscar mecanismos para facilitar a los agricultores el pago de sus deudas, de manera que no estén ajustados por los bancos en un momento de crisis», recomendó.

Agregó que el Estado están en capacidad de ayudar a los agricultores y destacó que el retorno de la inversión será rápido ya que la activación de las labores agrícolas permitirá el pago de impuestos. «Es importante un programa integral para rescatar la agricultura en el norte, ya que ha sido el motor de desarrollo en los últimos 15 años», reiteró.

Balance negativo

El exministro de agricultura, consideró negativo el manejo del gobierno en el primer año de gestión de Pedro Pablo Kuczynski.

 «Se refleja en las cifras de crecimiento de solo 2 por ciento, la caída de la inversión privada que el gobierno no ha sido capaz de atraer y eso es lamentable porque sin inversión no hay crecimiento», comentó.

Puntualizó que es necesario generar confianza, un claro sentido de dirección y un manejo político que concerte con el Congreso para volver a impulsar la economía del país.

Asimismo, dijo el gasto público debe ir de la mano con la promoción de la inversión privada.

«La inversión pública puede ser un disparador del crecimiento, pero no puede ser permanente porque el Estado no tiene los suficientes recursos y además hay que ser prudentes en el manejo fiscal y no generar déficit que pueden volverse inmanejables», expresó.

Cambios ministeriales 

Ismael Benavides, señaló que no está de acuerdo con los cambios ministeriales, pero anotó que los integrantes del gobierno se han tropezado muchas veces en los problemas originados por ellos mismos, y por eso se requiere un cambio más profundo en el gabinete.

«El presidente del Consejo de Ministros debe ser alguien más político, capacitado para operar y liderar el gabinete», dijo el especialista al agregar que el gobierno debería formar un equipo más definitivo que llegue por lo menos a la mitad de su gestión.