Paro en Puno no sería acatado por transportistas ni comerciantes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Sociólogo Julio Condori advierte que existe malestar porque integrantes de algunas organizaciones aún comparten con ideas senderistas.

RCR, 21 de noviembre de 2016.- Paro convocado por Frente de Organizaciones Populares (FOP) 27 de junio y el Frente de Defensa de la Región Puno (FEDEREP) para los días 22 y 23 de noviembre, no sería acatado por diferentes gremios de la región por estar en desacuerdo con sus integrantes, quienes en el pasado compartieron la ideología senderista, así lo afirmó el sociólogo Julio Condori.

Explicó, que si bien es cierto, la población y otros gremios de Puno están de acuerdo con la plataforma de lucha en la región, como la defensa de la frontera, el medio ambiente, la no contaminación de los recursos hídricos, así como la culminación del Gasoducto Sur Peruano, no comparten que algunos movimientos políticos cuenten con simpatizantes de Abimael Guzmán, ex líder del grupo terrorista Sendero Luminoso.

En dialogo con RCR, Red de Comunicación Regional, el sociólogo puneño, dijo que hasta el momento no hay ninguna autorización oficial de parte de la Prefectura de la región para dar luz verde a la movilización.

“Esta medida de fuerza es ilegal y no contará con las garantías necesarias, porque la propia prefecta de la región Puno, Perpetua Taca Yana, afirmó que nadie se ha apersonado formalmente a su oficina a solicitar dicho permiso” sostuvo Condori.

Igualmente, dijo, que tanto el sector transporte y los comerciantes de los mercados han anunciado que no se plegarán a la paralización y saldrán a trabajar normalmente.

Infiltraciones de grupos radicales en movilizaciones

Ya en diferentes regiones del país donde se han presentado diversos reclamos para que el gobierno tenga mayor presencia en sus zonas, se ha podido comprobar que hay agitadores ligados a organizaciones con fachada senderista, como el Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef).

En ese sentido, las autoridades invocan a que las movilizaciones se realicen en el marco del respeto al derecho de las personas y de los conductores a transitar libremente, así como a no agredir a la Policía y no intentar acceder a las zonas rígidas.