/* */

En Vivo

PARALIZACIÓN DE MAJES SIGUAS TRABA INVERSIÓN DE 3,500 MILLONES DE DÓLARES EN AREQUIPA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fotografía: El Buho

RCR, 05 de octubre de 2020.– César Lutgens, gerente general de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, sostuvo que el presidente Martín Vizcarra y el gobernador regional de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, son los responsables de la paralización del proyecto Majes Siguas II. Manifestó que ambas autoridades deben deponer sus intereses políticos y partidarios para impulsar ese proyecto que significa más de 3,150 millones de dólares de inversión y desarrollo para Arequipa y todo el país.

“Aquí la responsabilidad no solo recae en el gobierno regional, sino también en el gobierno nacional. Esto pudo haberse resuelto en la medida que hubiesen tenido mayor voluntad de resolución todas las partes: el gobierno central, el gobierno regional y el concesionario. Cada uno ha venido desarrollando su estrategia de una manera diferente”, indicó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), destacó que “este (proyecto) es un sueño anhelado de todos los arequipeños”. “Este proyecto Majes Siguas, aparte de los 650 millones de dólares que demanda la inversión directa en la construcción del proyecto, tenemos en paralelo la construcción de la central hidroeléctrica Lluta y Lluclla, que ya está concesionada a Luz del Sur y es una inversión adicional de 900 millones de dólares”, dijo.

“Luego se suman también alrededor 1,500 millones de dólares que demandaría la preparación de las 38,500 hectáreas del proyecto. Estamos perdiendo esa gran oportunidad al paralizar 3,150 millones de dólares que se deberían haber ejecutado con componentes locales. Realmente no entendemos los comportamientos que se dan”, agregó.

Riesgo de paralización definitiva

Lutgens comentó que “es muy lamentable que haya pasado el 27 de setiembre lo que ya se veía venir: que la concesionaria Angostura Siguas haya cursado una comunicación oficial al gobierno regional y al gobierno central, iniciando el mecanismo de resolución de contrato de concesión, del contrato de operación y mantenimiento de todas las obras del proyecto”. “Ello pone en riesgo la ejecución de una obra que es anhelado por todos los arequipeños y que está paralizado hace 10 años no hay forma de destrabarlo”, anotó.

“La responsabilidad es grande, porque en caso de que se haga efectiva esta suspensión de la prórroga que ha dado el concesionario, probablemente el proyecto no vea la luz de aquí, según se habla, a tres años, pero nosotros creemos que va a ser mucho más. Cómo se va a reactivar económicamente Arequipa si perdemos esa gran oportunidad. La verdad, es inadmisible”, advirtió.

Expresó que “acá se tiene que deponer intereses políticos y partidarios, y trabajar con el único objetivo de destrabar este proyecto”. “No había otra forma que garantizar la viabilidad. Finalmente, está la Contraloría que tendrá que señalar si hay alguna irregularidad. El proyecto está paralizado, con el riesgo que el concesionario inicie un arbitraje internacional y tengamos que pagarle alrededor de 100 millones de dólares”, dijo.

Sobre la propuesta de encargar el inicio de la obra al gobierno central, señaló que sería una salida viable en estos momentos. “El gobierno central está dispuesto a firmar un contrato con el gobierno regional a fin de encargarse del proyecto. Eso no significa que pase a manos del gobierno central, sino que se pueda dar inicio a la ejecución del proyecto. Pero esto no se quiere entender, hay mucho egoísmo político”, afirmó.

Ver entrevista…