Para salir de estancamiento minero gobierno debe acompañar cada proyecto y destrabar tramitología

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Consejos de Charles Preble, experimentado ex presidente de Southern Perú.

RCR, 09 de agosto de 2016.- El futuro de la industria minera en el Perú será positivo si se llevan a cabo importantes cambios para facilitar las inversiones en este rubro, manifestó Charles Preble, ex presidente de Southern Perú Copper Corporation.

En entrevista a RCR, Red de Comunicación Regional, el experto estadounidense observó que pese a que la industria minera es uno de los principales motores de la economía peruana, en la actualidad, gran parte de los proyectos del sector están estancados y, ello obedece en parte al activismo de varias ONG.

Deploró que hayan ONG financiadas desde Europa que han podido convencer a las comunidades campesinas (de áreas de influencia directa de los proyectos) que deben oponerse a estas inversiones y preguntó a activistas anti mineros como el congresista Marco Arana y la ex candidata presidencial del Frente Amplio Verónika Mendoza qué alternativa de desarrollo dan a estos pueblos.

Cabe indicar que Preble presentó recientemente su libro de memorias “Un minero americano en Perú, una lección de paciencia y perseverancia” que narra la evolución empresarial de Southern Perú y observaciones valiosas sobre el conjunto de la actividad minera en el país desde 1965, durante el mandato del presidente Fernando Belaúnde, hasta el gobierno de Alberto Fujimori.

El ex alto directivo explicó que es necesario que los gobiernos, desde el inicio mismo de los proyectos, deban acompañar a las empresas inversionistas en comunicar e informar a las poblaciones sobre los beneficios que recibirán con las operaciones mineras, tema –anotó- que ha comprendido el presidente de la República Pedro Pablo Kuczynski.

Destacó que cada operación minera genera como mínimo cuatro o cinco puestos de trabajo (por ejemplo, referidos a abastecimientos, alimentación, reparación de maquinarias, etc.) por cada operario que trabaja directamente en un yacimiento.

La generación de confianza en la población, dijo, es un proceso de largo plazo y existen experiencias exitosas de proyectos mineros que beneficiaron a la población con servicios de salud, educación, etc., como es el caso de Southern Perú en Moquegua y Tacna.

Ese, anotó, deberá ser el caso de Tía María (proyecto cuprífero en el distrito de Cocrachacra, provincia de Islay, Arequipa, que tiene un compromiso de inversión de US$ 1,400 millones y está paralizado debido a protestas sociales desde el 2015).

Precisamente refirió que se prevé una enorme demanda mundial de minerales, con especial atención al cobre, gracias al crecimiento de las economías de China e India.

Sostuvo que el rechazo a las inversiones mineras también se debe a la historia negativa de la antigua minería que desde la época de la Colonia ha dejado innumerables pasivos ambientales en el país, sin embargo, el gobierno y las empresas deben comunicar a las comunidades que la industria minera moderna cuenta con tecnología que garantiza la protección del medio ambiente.

Otro aspecto importante en la agenda del nuevo gobierno, dijo, es la necesidad de facilitar la tramitología en el sector pues las sobreregulaciones llegan hasta el punto que para iniciar un proyecto minero se necesitan cumplir unas 219 normas que involucran a muchas oficinas públicas.

Finalmente, Preble observó que durante el medio siglo que ha trabajado en el ámbito minero en el Perú, cada gobierno cambia de políticas, programas y funcionarios –en minería y otros ámbitos- lo que impide la continuidad de una política orgánica que promueva las inversiones de cara a eliminar la pobreza.

Vea la entrevista completa.

https://youtu.be/uv7EbyP6b38