En Vivo

PALMEIRAS DIO EL GOLPE: GOLEÓ 3-0 A RIVER EN IDA DE SEMIFINALES DE COPA LIBERTADORES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Libero 

Palmeiras se aprovechó de unos groseros errores de River Plate y se llevó una ventaja de 3 goles para definir el pase a la final en Sao Paulo. Rony, Luiz Adriano y Viña anotaron los goles del ‘Verdao’.

Parecía imposible, pero Palmeiras lo hizo: desdibujó a River Plate y sueña con plantarse en otra final de Copa Libertadores. El equipo de Abel Ferreira hizo un partido muy inteligente en el Libertadores de América y supo castigar las licencias que le permitió un rival que acabó desquiciado.

El equipo de Marcelo Gallardo lo empezó mejor, dominando y encontrándole las costuras a su rival. Palmeiras cedió terreno en busca de liquidar de contra, pero durante muchos minutos no supo golpear en transición. River lastimaba la confianza de su rival hasta que llegó el fatídico minuto 27.

Gabriel Menino sacó un centro envenenado desde la derecha, Armani la rechazó hacia la derecha, Rony controló de pecho y sacó un bombazo que se desvió en De la Cruz para descolocar a su arquero.

River Plate pasó del control al descontrol en cuestión de minutos y Palmeiras lo aprovechaba a campo abierto. Justamente Rony habilitó a Luiz Adriano y Gustavo Scarpa capitalizaba en el otro palo, sin embargo, el 11 demoró mucho en habilitar al 10 y la jugada quedó invalidada por offside.

Luego de unos minutos de desconcierto, el ‘Millonario’ supo reponerse y hacer méritos suficientes para hallar el empate, no obstante, no supo ser efectivo y lo terminó pagando caro.

A la vuelta del descanso, de una transición rápida llegó el 2-0. Luiz Adriano se sacó de un giro a un Rojas permisivo, enfiló una carrera hacia área rival y definió con sutileza para vencer a Armani.

En el constante ida y vuelta, Carrascal acabó desquiciado y se fue expulsado por una grosera patada contra Menino. Si quedarse con uno menos no fuese suficiente condena, de aquel tiro libre nació el gol de la sentencia. Matías Viña apareció solo y le cambió la trayectoria a un servicio preciso de Scarpa.

Marcelo Gallardo se jugó todas sus cartas en busca de hacer más decoroso el resultado, sin embargo, el ‘Verdao’ supo no ofrecer fisuras en su repliegue y pudo liquidar más la serie, no obstante, le faltó la finura que exhibió antes que el partido fuera un mero trámite.

A una semana de la vuelta, Marcelo Gallardo debe recuperar la confianza a un plantel que ya sabe lo que es hacer historia en Brasil. Le tocará hacerlo nuevamente en el Allianz Parque en busca del quinto trofeo de Copa Libertadores.