En Vivo

ORTIZ ANDERSON: HAY UNA DELINCUENCIA EXTRANJERA QUE PREOCUPA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Especialista en seguridad pidió al gobierno trabajar con la Interpol para identificar a personas con antecedentes que ingresaron al Perú, para proceder a su expulsión.

RCR, 27 de mayo 2019.- El gobierno, los municipios y los ciudadanos deben tomar medidas urgentes para frenar la delincuencia que se ha incrementado por el ingreso de extranjeros sin el debido control, afirmó César Ortiz Anderson, presidente de la Asociación Pro Seguridad Ciudadana (Aprosec).

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, Ortiz Anderson dijo que hay una delincuencia extranjera que preocupa y señaló como ejemplo las detenciones en las últimas semanas de venezolanos que han cometido delitos con extrema violencia.

El especialista en seguridad ciudadana indicó que si considera que el 1 por ciento de venezolanos que han llegado al Perú lo hizo para cometer delitos, la cifra llegaría a 8 mil sujetos que ahora se encuentran en diferentes distritos para ejecutar asaltos muy violentos.

«En el ingreso de venezolanos al Perú no hubo filtros ni control, y eso permitió la llegada de personas con requisitorias y muy violentas. Hoy pagamos la factura por no aplicar medidas preventivas», comentó.

César Ortiz agregó que hace menos de dos años solo habían 50 venezolanos presos, y en la actualidad la cifra supera los 300 y además hay 400 casos en el Poder Judicial que podrían ingresar a la cárcel.

El presidente de Aprosec advirtió que también las nuevas autoridades municipales han descuidado la seguridad ciudadana y se ha reducido el patrullaje de policías y serenos en algunos distritos. Anotó como un caso de gravedad el incremento de la delincuencia en el Callao, a niveles similares a los obligaron a declarar en emergencia la provincia el 2015.

César Ortiz Anderson demandó a las autoridades policiales trabajar con la Interpol para identificar a las personas que tenía antecedentes por delitos en Venezuela y que ahora se encuentran en Perú, para proceder a su ubicación y expulsión del país.

Entre tanto, los ciudadanos deben organizarse por cuadras o condominios para tomar medidas previstas. Una de las ellas es la instalación de pulsadores para activar alarmas, en caso alguno de los vecinos detecte la presencia de delincuentes.

Una encuesta de IPSOS Perú realizada en abril informa que el 67 por ciento de entrevistados en Lima desaprueban la inmigración de ciudadanos venezolanos. Entre quienes consideran negativa la migración venezolana, un 54% dijo que era porque «aumenta la delincuencia y las actividades delictivas».

El 23 por ciento de encuestados opinó de manera positiva sobre la migración venezolana al Perú y de ellos, el 48 por ciento explicó que «nos presenta como un país solidario».

Ver entrevista